Imagen ilustrativa de dos lunas en el cielo

Expectación por una nueva «miniluna» en la Tierra este mismo año: cuándo llegará y por qué sorprende tanto

La gravedad terrestre captará al nuevo inquilino, que se nos está acercando y estará orbitando en nuestro cielo durante unos meses junto a la Luna

El espacio es imprevisible y siempre nos ofrece sorpresas. Este es el caso del pequeño objeto espacial  que se está acercando a la Tierra y que, muy probablemente, será captado por la gravedad terrestre y estará orbitando nuestro planeta durante varios meses, seguramente hasta mayo, según apuntan los astrónomos.

Su nombre es 2020 SO y ha sido descubierto recientemente. De este modo, estaríamos hablando de la aparición de una «miniluna» en nuestros cielos, aunque seguramente no sea visible desde la superficie terrestre, más allá de un punto de luz de noche. Su posible procedencia, que ahora descubriremos, sorprende bastante a los astrónomos.

Según ha explicado en un comentario en su cuenta de Twitter el profesor de física y astrofísica, Tony Dune, quien ha hecho una simulación de la trayectoria y órbita del objeto, la nueva «miniluna» tendrá un recorrido «altamente caótico», razón por la cual se tendrán que seguir con atención y frecuentemente los movimientos errantes que pueda sufrir. Esta es su extraña trayectoria prevista:

Sorpresa por su posible procedencia

Inicialmente, los expertos se pensaban que, como pasa a menudo, el objeto que se acerca era una roca espacial, un asteroide. No obstante, y según las últimas informaciones, la órbita similar a la de la Tierra y la baja velocidad que muestra 2020 SO hacen pensar que, quizás, se trate de un antiguo objeto creado por el hombre que vaga ahora por el espacio.

Se cree que podría tratarse de la etapa de un cohete Centauro que lanzó carga útil experimental con el nombre de ‘Surveyor 2’ a la Luna en 1966, según informan miembros de la NASA. La etapa de refuerzo de este tipo de cohetes siempre vuelve a la Tierra donde se reutiliza, pero el resto queda vagando por el espacio. Es lo que se conoce como basura espacial. 

Si se confirma el origen humano de este objeto por parte de la NASA, el 2020 SO tendría un tamaño de entre 6,4 y 14 metros de largo, unas medidas muy pequeñas a nivel espacial. Se prevé que, dentro de su caótica trayectoria, haya una máxima aproximación a la Tierra el 1 de diciembre de 2020, pasando a tan solo 50.000 kilómetros de distancia, y otra el próximo 2 de febrero a 220.000 kilómetros. En ningún caso hay riesgo de colisión ni representa un peligro.

La historia de las minilunas

La Luna es la compañera natural de la Tierra, el único satélite natural que observa nuestro planeta y la vida en él desde hace miles de millones de años. Su imponente presencia en el cielo suele eclipsar otros objetos espaciales, pero lo cierto es que la presencia de otros pequeños satélites naturales, conocidos como «minilunas», son más frecuentes de lo que pensamos.

A lo largo de la historia del planeta, muchos son los asteroides que se nos han acercado y, atraídos por la gravedad de la Tierra, acaban orbitándonos durante meses o, puntualmente, años, siguiendo su camino posteriormente. La mayoría solo se muestran como un punto brillante en el cielo y, pese a su frecuencia, con el avance de la astronomía las últimas décadas, solo se han podido confirmar dos «minilunas» aparte del 2020 SO. Se trata del 2006 RH120, que duró de 2006 a 2007, y del 2020 CD3, que nos acompañó de 2018 a 2020.