Montaje con foto del operario fallecido

La atroz muerte de Julián junto a su compañero en España: enterrado vivo

El derrumbe de un muro de contención en las obras de un hotel desencadenó la tragedia

Un grave accidente laboral se ha llevado la vida de un trabajador en Puerto Rico de Gran Canaria. Se trata del español Julián Sánchez Cerdeña, de 52 años y natural de Telde. Murió al derrumbarse un muro de contención y quedar sepultado por un montón de tierra junto a su compañero.

Julián y Ali participaban en la obra de rehabilitación del Hotel Puerto Azul, en la localidad grancanaria de Puerto Rico. Ayer, en torno a las tres y cuatro de la tarde, se derrumbó un muro de contención dejando a los dos operarios atrapados. Julián murió en el acto, y Alí resultó herido grave.

La Guardia Civil ha abierto diligencias para aclarar lo ocurrido y depurar responsabilidades si las hubiera. Este año ha arrancado con un repunte de la siniestralidad laboral en España, que obliga a reforzar todas las precauciones. En este caso, otro trabajador ha muerto en el desempeño de sus funciones.

El fatal accidente laboral

El de ayer parecía un día como otro en las obras de rehabilitación que desde hace tiempo tienen lugar en el Hotel Puerto Azul de Puerto Rico (Gran Canaria). Uno de los operarios que trabajaba allí era Julián. Ayer entró a primera hora como siempre, saludando con una sonrisa al personal de seguridad.

Montaje con foto de la víctima
Lugar en el que murió Julián mientras trabajaba | LDP

Horas después se desencadenó la tragedia que acabó con su vida. Sus compañeros de trabajo recordaban devastados a “un tipo servicial, atento y agradable al que le gustaban las bromas”. Había quedado sepultado por las ruinas de un muro de contención derrumbado en un suspiro.

En el momento del accidente trabajaba junto a Alí, un operario de nacionalidad marroquí que sufrió heridas de gravedad. Los dos se encontraban en la terraza inferior, y quedaron atrapados por la estructura. Tardaron más de una hora en liberar los cuerpos de los dos obreros accidentados.

Todo un ejemplo de compañerismo

Eran las 15:15 horas de la tarde cuando Julián y Alí trabajaban en una de las laderas que da al mar retirando escombros. Un camión que transportaba arena pasó por un terreno de tierra contenido por un muro. La pared cedió y una marea de tierra y escombros sepultó a los trabajadores.

El resto de los obreros llamaron al 112, y mientras esperaban la llegada de las ambulancias empezaron a retirar la tierra. La coordinación del operativo ensalzó la labor de los operarios. Unas sesenta personas trabajaron duramente para liberar a sus compañeros parcialmente sepultados.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

“Lo hicieron muy bien, porque no los sacaron sino que retiraban la tierra a la espera de que nosotros llegáramos”, explicó uno de los efectivos de emergencias. “Sólo se les puede dar las gracias”, añadió. Más allá de la tragedia, la reacción de todas esas personas fue todo un ejemplo de compañerismo.

Mientras trataban de liberar a los operarios sepultados, también apuntalaron la zona para evitar nuevos derrumbes. Con unas tablas de madera crearon un camino improvisado por el que pudieron pasar las ambulancias. Y asimismo también impidieron que el camión cayera por el terraplén.

Consternación entre los compañeros de Julián y Alí

Al llegar los sanitarios encontraron a uno de los trabajadores muerto, y a otro herido de gravedad. Alí permanecía consciente pero enterrado de cintura para abajo, y tardaron más de una hora en sacarlo de allí. Bomberos y Protección Civil llevaron a cabo las complejas labores de rescate.

Montaje con foto de emergencias
Alí fue evacuado en helicóptero al hospital | España Diario

Un helicóptero medicalizado trasladó al trabajador herido al Hospital Insular de Las Palmas de Gran Canaria, donde permanece ingresado. A la salida de la obra se reunieron el resto de los trabajadores, visiblemente afectados. En su mente estaban el compañero fallecido y el operario herido.

Solo tenían buenas palabras para Julián, un hombre bueno y de carácter afable que trataba siempre de alegrar a los demás. La policía investiga ahora este accidente laboral en el que ha fallecido una persona. Su tragedia sirve para recordar que muchos trabajadores se juegan la vida a diario.