Primer plano de la periodista Virginia Eza

Muere demasiado joven la periodista española Virginia Eza

Trabajó durante casi treinta años como cronista de la vida política balear

El periodismo español llora hoy la muerte a los 55 años de la periodista Virginia Eza Garcés, víctima de una enfermedad.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Según ha informado el Diario de Mallorca, ha fallecido de forma casi repentina por una fatídica enfermedad. Era una de las periodistas históricas de la información política en Mallorca.

Desde las páginas del Diario de Mallorca, Virginia Eza se convirtió en una de las principales cronistas de la vida política balear. En los últimos años pasó a dirigir la comunicación del departamento de Carreteras del Consell de Mallorca. El periodismo balear se encuentra de luto por su prematura desaparición.

Personalidades del mundo de la comunicación y la política han lamentado la muerte de esta reconocida periodista. Su fallecimiento ha conmocionado, sobre todo, a sus compañeros de profesión. Han destacado los valores y la honestidad que siempre guiaron su forma de entender el periodismo.

Una periodista navarra en Mallorca

Virginia Eza nació en Pamplona (Navarra) hace 55 años, y desde muy temprano nació en ella la vocación por el periodismo. Estudió Ciencias de la Información de la Universidad de Navarra. Coincidió con la época en la que un importante grupo de periodistas navarros desembarcó en Mallorca.

La periodista Virginia Eza
Luto en el periodismo balear por la muerte de Virginia Eza | Cedida
Luto en el periodismo balear por la muerte de Virginia Eza | Cedida

Entre los miembros del llamado “clan navarro” estaba Virginia Eza, una joven periodista que aterrizó en la isla en 1989. Empezó su andadura como cronista en El Día, y unos años después pasó por las redacciones de Baleares y La Voz. En 1995 llegó a la que sería su casa, el Diario de Mallorca.

Inicialmente formó parte del equipo de Especiales, pero al cabo de poco tiempo asumió la información política. Pronto demostró su habilidad como entrevistadora, y se reveló como una periodista de gran rigor. Desempeñó toda su vida profesional en Mallorca, en la redacción de ese periódico.

Cronista de la vida política balear

Virginia Eza será recordada, sobre todo, por algunas entrevistas realizadas a figuras del mundo político balear como Francesc Antich o José Ramón Bauzá. Sin ir más lejos, ella destapó las intenciones de Bauzá de recortar la normalización lingüística en Baleares. Era reconocida como una periodista de raza.

A través de sus artículos sacó a la luz muchas noticias de la actualidad política mallorquina. La periodista navarra relató la llegada del primer Pacto de Progreso y la caótica legislatura de Juan Ramón Bauzá. No se casaba nadie, y relató las andaduras de políticos desde Gabriel Cañellas a Maria Antònia Munar.

Casi treinta años después de haber llegado al Diario de Mallorca, Eza se despidió para afrontar nuevos retos profesionales. Era responsable del departamento de Carreteras del Consell de Mallorca cuando la sorprendió la enfermedad. Su salud empeoró rápidamente hasta el fatal desenlace.

Muestras de dolor por su muerte

Personalidades como la presidente del gobierno balear, Francina Armengol, y del Consell, Catalina Cladera, han lamentado la muerte de Virginia Eza. También el consejero insular de Movilidad, Iván Sevillano. Con él trabajó codo con codo en su última aventura profesional, y se ha mostrado muy afectado.

“Los compañeros de Diario de Mallorca que trabajamos muchos años con ella no salimos de la conmoción por tan sensible pérdida”. Así expresaba su dolor la que fue su casa durante tres décadas. La recuerdan como una periodista inquisitiva, gran interrogadora y una mujer luchadora y extraordinaria.

Foto de Virginia Eza con Francesc Antich
Virginia Eza justo al político balear Francesc Antich | DM

La presidenta balear, Francina Armengol, se ha mostrado “consternada” por la muerte de “una persona con valores que siempre trabajó desde la honestidad”. Catalina Cladera, ha lamentado la pérdida de una “magnífica profesional”. “Deja un vacío para siempre en el periodismo de esta tierra”, ha añadido.

Partidos de todo el arco político, desde Podemos al PP, han lamentado públicamente la muerte de Virginia Eza y han ensalzado su figura. “La crisis de la prensa, la dignidad, la cruel enfermedad, era dura y seca, pero cálida y buena profesional”. Así la define Andreu Manresa, director de IB3.