Montaje con foto de Araceli

Araceli, la española fallecida en su puesto de trabajo: quieren que se sepa la verdad

Murió el pasado sábado en Córdoba tras ser atropellada por un camión de la empresa

Araceli, cordobesa de 60 años y madre de dos hijas, murió el sábado tras ser atropellada por un camión de la empresa municipal. La víctima mortal era trabajadora de Sadeco, la empresa municipal de saneamiento de Córdoba. Su familia no se ha quedado de brazos cruzados y exigen respuestas.

Alfonso, el marido de Araceli, y sus hijas Nora y Alba están viviendo los momentos más duros de su vida. Pero también han sacado fuerzas para recabar información sobre el accidente y entregarla a la policía. Todo, con el objetivo de esclarecer lo que pasó y depurar responsabilidades.

Araceli, trabajadora de Sadeco, murió atropellada por un camión de la empresa en el ecopunto de Alcolea. La fallecida era una mujer muy conocida en ese barrio y en la zona de Los Ángeles, en Córdoba. Su muerte ha causado una gran conmoción entre los vecinos, que la querían mucho.

Araceli amaba su trabajo

Araceli llevaba quince años trabajando como barrendera en Córdoba. Empezó con un contrato temporal para después pasar a ser fija, y renunció a un ascenso porque le gustaba el trato diario con la gente. Le gustaba hablar con los vecinos, conocerlos y estrechar lazos en la pequeña comunidad.

Camión de Sadeco
La mujer fue atropellada por un camión de la empresa | Sadeco

Todo se truncó el martes 13 de septiembre, cuando fue atropellada por un camión en su puesto de trabajo. Aquel día, Alfonso se despidió de ella a las cinco de la mañana con la frase de siempre, “ten cuidado”. La mujer desarrollaba las labores de barrendera, limpiando las calles de Alcolea y Los Ángeles.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Pero aquel día la habían destinado a un polígono industrial alejado del casco urbano. “Ella estaba expuesta porque solo llevaba su carro cuando allí debería ir un servicio de recogida de basura, y no la barrendera”, apunta su marido. Ahora se pregunta quién dio la orden y si lo hizo por escrito.

Qué pasó ese fatídico día

Las únicas cámaras que pudieron grabar lo ocurrido, las del instituto, aquel día estaban desconectadas. Y además, la empresa ha declinado hacer valoraciones. Pero los familiares de la víctima tienen claro que fue un accidente laboral y que alguien tiene que asumir las consecuencias del mismo.

“La administración pública recorta personas y los trabajadores tienen que esforzarse el doble”, afirma su marido. Araceli era precisamente delegada de Personal y miembro del Comité de Empresa. Desde su cargo reclamaba más seguridad y luchaba porque sus compañeros tuvieran mejores condiciones.

En los últimos días consiguió nuevas camisetas más transpirables para el personal de la empresa. Ha sido una verdadera fatalidad que muriera precisamente en un accidente laboral, ella que siempre velaba por la seguridad. Por eso sus familiares lucharán para que su muerte no quede impune.

Era el puntal de la familia

Araceli fue atropellada a las 08:40 horas de la mañana, e ingresada en la UCI del Hospital Reina Sofía. Allí permaneció en estado crítico hasta el sábado, cuando lamentablemente confirmaron su muerte. Desde entonces, Alfonso, Nora y Alba lloran la pérdida de quien era el puntal de la familia.

Foto familiar de Araceli
La familia de Araceli lucha por saber la verdad | Cedida

El marido y las hijas de Araceli están a la espera de conocer las diligencias de la policía. Pero ya han dejado claro que harán su propia investigación buscando testigos del accidente. “Cuando se te rompe un proyecto de vida con esa edad, qué haces”, se pregunta Alfonso devastado.

“Sabemos que Araceli ha luchado, pero no ha podido sobrevivir”, afirmó, y tuvo palabras de agradecimiento para los profesionales sanitarios. Ahora les toca a ellos luchar, ha dicho, hacer todo lo posible para que los hechos no queden impunes. Araceli era delegada sindical de la UGT.

El secretario general de la UGT en Córdoba, Vicente Palomares, ha lamentado la muerte de Araceli. “Ha muerto en un accidente que jamás tenía que haber ocurrido”, ha expresado. “Estamos consternados por ella, por su familia, acordándome especialmente de Alfonso, otro compañero del sindicato”, añadió.