Imagen de un termómetro marcando 45ºC

Máxima alerta en España por el calor más duro del año: hasta 45ºC, y no se ve el final

Las temperaturas serán insoportables los próximos días con 40ºC incluso en amplias zonas del interior

El verano está siendo muy duro en el centro y sur de España con calor muy tórrido este julio, pero lo peor aún está por llegar, y es que, de cara a los próximos días, las temperaturas se van a disparar aún más en todo el país y se alcanzarán los valores más altos de lo que llevamos de año. Se van a alcanzar ni más ni menos que los 44º o 45º en zonas interiores del suroeste, mientras que en áreas extensas del centro también se van a alcanzar los 40º o 41º. Un calor durísimo que se va a alargar bastantes días y que obligará a tomar muchas precauciones.

Alerta en casi toda España

La llegada de una masa de aire muy cálido proveniente del norte de África hará que el calor sea muy extremo ya este fin de semana en gran parte del centro y sur de España, pero a lo largo de la semana que viene se extenderá por gran parte del país, afectando todos los rincones de la península y Baleares, mientras que en el Cantábrico también hará mucho calor, pero sin estos extremos y con excepciones.

Entre domingo y el inicio de la próxima semana, gran parte del país tendrá máximas de entre 35º y 40º, pero en Extremadura, interior de Andalucía, Castilla-la Mancha y Madrid se superarán los 40º, llegando incluso a los 44º o 45º en el valle del Guadalquivir. En el Mediterráneo, los valores serán de entre 30º y 35º con mucho bochorno, mientras que en el Cantábrico también se rozarán o alcanzarán los 30º.

Ambiente asfixiante e insoportable con noches tropicales, mejor no salir de casa en las horas de más calor. De cara al domingo, 26 de julio, las alertas de color naranja y amarillo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) por calor extremo se ceban en media España:

Mapa de alertas por calor extremo en España el 26 de julio de 2020
Mapa de alertas por calor extremo el domingo | Aemet

La excepción del Cantábrico

El calor también será muy intenso en el Cantábrico, con la mayoría de máximas entre 25º y 30º, pero entre martes y miércoles llegarán algunas precipitaciones y una bajada clara de las temperaturas que mantendrá los termómetros por debajo de los 25º en esta zona. Una excepción en nuestro país, ya que el resto de regiones se encontrarán en pleno ‘calorazo’ insoportable y sin tregua.

No se ve el final de este infierno

Lo peor de esta situación es que no se ve el final del calor extremo, ya que toda la siguiente semana los termómetros se mantendrán por encima de los 40º en el sur y de los 35º en todo el interior. Será, sin duda, la peor semana del verano en cuanto a las temperaturas y sin lluvias a la vista. No sería hasta entrado el agosto cuando viviríamos un respiro, pero, por ahora, el ‘calorazo’ no dará tregua y nos tocará sudar mucho.