ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El Real Alcázar de Sevilla, escenario de una película pornográfica

El Ayuntamiento y la patronal han denunciado la grabación ilícita de las imágenes comercializadas
Fotograma de la película pornográfica grabada en el Real Alcázar de Sevilla | Cedida

 

El Real Alcázar de Sevilla se ha convertido en el escenario de una película de contenido pornográfico. Sin autorización para ello, los protagonistas de las escenas eróticas aprovecharon el recorrido por uno de los puntos más concurridos de la capital andaluza para elaborar un contenido destinado para adultos.

Según fuentes oficiales, la grabación del material se realizó el pasado mes de abril en el interior del palacio. Posteriormente, sus autores decidieron comercializarlo, siendo adquirido por la plataforma pornográfica ‘Pornhub’, que distribuyó las imágenes.

En las mismas, se puede observar a la pareja paseando por el Jardín del Marqués de Vega-Inclán, uno de los espacios de más afluencia turística. Durante el paseo, que finaliza en El Macetero, la mujer aparece desnudándose frente a la cámara, pasando desprevenida por los interesados en el recinto.

Sexo en el Real Alcázar de Sevilla

La pareja aparece disimulando durante toda la grabación, fingiendo ser dos turistas entre la multitud. Sin embargo, aprovechan la llegada a una zona poco concurrida para continuar con su objetivo cinematográfico y grabar escenas de sexo explícito en el Real Alcázar de Sevilla.

Conscientes e indignados por esta situación, autoridades del Ayuntamiento sevillano han denunciado a la policía el evento. Del mismo modo, el patronato de Alcázar también estudia tomar medidas judiciales contra las personas que protagonizaron las escenas.

Otra secuencia de la escena grabada en el Real Alcázar de Sevilla | Cedida

 

Andalucía, escenario pornográfico

Lamentablemente, no es la primera ocasión en el que parajes de Andalucía se han convertido en protagonistas por ser escenarios de películas de alto contenido sexual. Hace poco más de un año, la Puerta de Jerez y el Palacio de San Telmo de Sevilla también se convirtieron en espacios pornográficos involuntarios.

En esa ocasión, los dos rostros de la escena eran mujeres, quienes escogieron los citados lugares, coche de caballos incluido, para grabar material lésbico. La gran diferencia es que en esa ocasión una gran cantidad de turistas miraban incrédulos lo que estaba ocurriendo.

De manera sorprendente, tampoco fue la primera ocasión en la que una ciudad andaluza se convertía en protagonista involuntaria. En 2016, Granada era la localidad señalada por convertirse en un plató improvisado para grabar escenas de alto contenido sexual ante la mirada atónita de los turistas.

Además, entonces impactó todavía más lo acontecido, puesto que la protagonista era una vecina granadina, muy conocida en la capital. Eso provocó que el escándalo fuera mayor, debido a la facilidad para identificar a la responsable de las escenas.

En todas las situaciones, la Policía Local de las ciudades andaluzas ha desarrollado las correspondientes investigaciones. A falta de localizar a los responsables de los hechos del Real Alcázar, en las ocasiones anteriores se detuvo a los infractores, señalándolos de haber cometido delitos de exhibicionismo, provocación y alteración del orden público.