INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos. Cotilleos, fotos, vídeos, encuestas... ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE!

La Princesa de Asturias no se reconoce a sí misma

La Princesa de Asturias no se reconoce a sí misma


Estamos muy preocupados porque no sabemos si a la Princesa Letizia se le está yendo la memoria. Ay qué pena, tan joven.


Resulta que el pasado miércoles por la noche Doña Letizia acudió a cenar a un restaurante económico del centro de Madrid especializado en comida cubana La Negra Tomasa, uno de esos sitios donde va gente de todo tipo pero para nada la realeza, así que uno de los camareros cuando la vio no pudo con su curiosidad y se acercó a preguntarle si era la Princesa de Asturias ¿qué creéis que le contestó nuestra Leti? Pues que no, que no era ella y además le quiso dejar bien claro al pobre mortal que solían confundirla con ella.


Sí Letizia sobre todo nos confundimos cuando le damos un tratamiento de Alteza Real y le consentimos unos privilegios como viajar en coche oficial, escoltas en actos privados o lugares de honor en todo tipo de actos. Si señora nos confundimos cuando el pueblo pensó que por venir del pueblo se iba a identificar con él, en vez de ejercer de princesa de 9 a 5 y de déspota el resto del día.


Esta vez la cena fue discreta, en ella estaba el diseñador Felipe Varela con su marido cubano y otra amiga. Letizia solo pidió que le cambiaran la ubicación de la mesa frente a la ventana y que bajaran el aire acondicionado y decimos solo porque hace unos meses junto con su marido quisieron ver la noche madrileña saliendo a cenar a un restaurante cercano a la Gran Vía, Da Nicola y exigieron un perímetro de seguridad por lo que nadie podía cenar en las mesas cercanas a ellos, ni pasar cerca, incluso hubo un altercado con uno de los comensales que quiso hacerles una foto.


Claro que tal vez aquí hubiesen reservado, no como en el concierto de Bon Jovi al que Letizia acudió con cinco amigas más y sin entradas, por lo que la organización del Circo Price tuvo que reubicar a la gente que sí habían pagado por su sitio.


Lástima que todo lo que consiguieron el Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía lo puedan echar por la borda estos “aprendices” que ni siquiera aprecian el valor de un título como el de Princesa de Asturias y lo niegan a la menor ocasión.


Imagen: Moda Ellas