Una madre, ahogada por las deudas, se tira por un puente con su hijo de 10 años en Colombia

A raíz de la compleja situación económica, no lograron disuadirla
Imagen de la madre con el niño a punto de lanzarse al vacío por un puente de 100 metros en Colombia | Aboyanos.com

 

«Mamá, no te tires», fueron las últimas palabras de May Ceballos, un menor de 10 años colombiano, antes de precipitarse en los brazos de su madre por un puente de 100 metros en Ibagué, una localidad colombiana de pocos recursos.

May iba en brazos de su madre, Jessy Paola Moreno Cruz, una joven colombiana de 32 años absolutamente ahogada por las deudas que tenía mediante los préstamos ‘gota a gota’ ilegales en Colombia.

No lograron disuadirla

Imagen del puente por el que la mujer se ha precipitado con su hijo de 10 años | NotiPrensaNTP

 

Así, Jessy se lanzó desde el puente, con su hijo en brazos, a pesar de los muchos especialistas que habían acudido a frenar las intenciones de la madre. Bomberos, policías, psicólogos, emergencias…muchos profesionales que, al final, terminaron llorando al ver que no habían conseguido quitarle la idea de la cabeza a Jessy y ver cómo se suicidaba precipitaba al vacío con su hijo.

Rafel Rico, comandante de los bomberos decía que «parece que le pidieron que por favor no tomara la decisión, intentaron disuadirla, pero desafortunadamente tomó la decisión fatal».

El alcalde de Ibagué confirmaba el estado económico de la mujer y de muchas de las personas que pueblan la zona en concreto: «estaba desesperada al haber contraído deudas con un crédito ‘gota a gota’». Añadía que, desafortunadamente, muchas familias pobres acuden a este tipo de créditos ilegales ya que las entidades financieras no cubren deudas de estratos bajos.

Situación enconómica muy complicada

Jessy Paola y su hijo May Ceballos | NotiPrensaNTP

 

«Este caso tiene que ver con algo monstruoso que se está dando no solamente en Ibagué, sino en Colombia entera, que es el ‘gota a gota. No solamente extorsionan a la gente, no solamente les roban todo su trabajo, los intimidan, los amenazan de muerte. Incluso terminan costándoles la vida».

Según el medio ‘La Voz del Pueblo’, la mujer y su hijo habían contraído deudas y habían sido desalojados de su casa en los últimos días. Un testigo afirmó que «no contaba con recursos para pagar un arriendo ni tenía para dónde ir».

 

Comentarios