ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Juan José Padilla sufre una espeluznante cogida en Valladolid

Por suerte, todo se ha quedado en un susto

 

El diestro jerezano Juan José Padilla ha rozado la tragedia esta tarde. El torero anunció que esta era su última temporada y ha visitado Valladolid para despedirse de su afición. En el ruedo, Padilla ha sufrido una espeluznante cogida que ha encogido el corazón de todos los asistentes durante unos segundos. Según informa 'Tribuna Salamanca', la cogida ha ocurrido en el tercio de banderillas, durante el segundo par de rehiletes.

 

Juan José Padilla, en su intento de clavar las banderillas al toro, ha ajustado demasiado el movimiento y el toro ha aprovechado para levantarlo por los aires. El toro lo ha cogido por el chaleco, a la altura del pecho, y lo ha dejado colgando. Una imagen terrorífica que ha dejado sin aliento a los alistentes. Entonces, el toro lo ha lanzado al suelo y le ha roto la taleguilla.

 

El jerezano ha acabado la faena pese a la cogida

Con su parche y su pañuelo negro, el Pirata ha conseguido reincorporarse y ha conseguido un terce par al violín. Por suerte, todo ha quedado en un susto y Juan José Padilla se ha enfundado unos vaqueros para seguir toreando. El jerezano, antes de acabar la faena, se ha arrodillado ante el toro, algo que el público ha aplaudido con fervor.

 

Finalmente, Juan José Padilla ha conseguido la oreja y la ha lucido ante un público muy entregado que le ha lanzado flores y hasta un gallo. Una tarde que ha hecho sufrir a muchos, pero que por suerte ha acabado bien. Tras los vítores, Padilla ha pasado a la enfermería para ver la gravedad de sus heridas. De todas formas, todo apunta a que no es nada grave y que pronto seguirá toreando.

 

Juan José Padilla, gran historial de cogidas graves

Hace unos meses, Juan José Padilla ya vivió una espeluznante cogida que casi acaba, de nuevo, en tragedia. En ese caso, el toro le arrancó el cuero cabelludo al jerezano. Años atrás, en 2011, perdió un ojo en una brutal cornada y en 2001 fue herido en el cuello en Pamplona. El torero ha sufrido muchos percances importantes y graves, pero sigue al pie del cañón y quiere despedirse por todo lo alto.