ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Advierten de los graves efectos de la droga barata 'polvo de mono'

El consumo de este alucinógeno se inició en Estados Unidos y se ha extendido a Australia y Gran Bretaña
Imagen de una bolsa de la droga barata denominada 'polvo de mono'. | Los Replicantes
 

Las autoridades británicas están preocupadas por el consumo excesivo de una droga barata denominada 'polvo de mono', que causa paranoia extrema y alucinaciones, según informó Jeff Moore, jefe de la Policia de Staffordshire.

Cerca de 900 llamadas durante los últimos tres meses alertando por el consumo de esta sustancia, también conocida como 'polvo zombi', 'sales de baño' o 'polvo caníval', han encendido las alamas por lo que pueda convertirse en un grave problema de salud pública.

Esta droga, cuyo precio en el mercado no supera los 2 euros, se consume por inyección, inhalación o ingerida, y puede generar efectos graves en la salud física y mental de las personas, llegando a prolongarse sus consecuencias durante varios días.

Efectos del consumo del 'polvo de mono'

Según la policía, el uso de esta droga puede llevar a la persona a incurrir en hechos trágicos, como arrojarse en una vía de mucha circulación de vehículos o hasta tirarse al vacío desde una altura considerable de un edificio o vivienda.

A estos actos, producto de un ataque psicótico, se suman otros síntomas físicos como hipotermia y poca sensibilidad al dolor. «En cuestión de drogas, esto es lo peor que hemos visto, no sólo por el consumo sino por el hecho de que pone en riesgo la seguridad de los demás», aseguró Jeff Moore.

Aunque la consumisión del 'polvo de mono' no ha cobrado la vida de ninguna persona, las autoridades temen que pueda oasionarse un incidente qué lamentar en las calles británicas por este fenómeno.

Las autoridades advierten de los efectos del 'polvo de mono'. | Los Replicantes
 

Droga barata y de fácil propagación

El 'polvo de mono' cuesta 2 euros por bolsa, un precio muy bajo que hace que el consumo no distinga de condiciones económicas. Los indigentes serían las personas que más la están comprando, según la Policía.

Charli, un estudiante de 18 años, advirtió de los efectos de este alucinógeno: «Me sentí rato. Cuando la tomé por primera vez sentí que caminaba como un zombi. No es inteligente consumirla».

Por su parte Simon Bray, del Consejo sobre drogas, de la Policía de Gran Bretaña, explicó que cuando alguien utiliza las redes sociales para hablar de esta droga barata, compartiendo su experiencia, el consumo y venta aumenta. Este podría ser un indicador para seguir trabajando en la protección de las personas y ayuda a los drogodependientes.

También alertan que este tipo de sustancias ya se esté comercializando no sólo en el Reino Unido, sino en otros países vecinos, por lo que las autoridades sanitarias europeas deberían empezar a preocuparse para tomar medidas preventivas.