INVITACIÓN OFICIAL:

Únete al nuevo grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos. Cotilleos, fotos, vídeos, encuestas... ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE!

Richard Jarecki, el médico que inspiró a Gonzalo García-Pelayo para arrasar en la ruleta

Muchos jugadores se han interesado por su vida y particularmente por su sistema para conquistar la ruleta
Detalle de una ruleta de casino

La mayoría de los jugadores ven la ruleta como un juego de puro azar en el que se hace girar una rueda, se lanza una bola y la suerte determina a los ganadores y perdedores de la partida. Sin embargo, Richard Jarecki se negó a creer que fuera así de simple y que la suerte domina por completo la ruleta. En el mundo del póker podemos encontrar grandes nombres como Johnny Moss, Doyle Brunson o Phil Hellmuth. En el mundo de los casinos, el blackjack fue el juego que atrajo la atención de los matemáticos, como es el caso de Edward O. Thorp, que se centraron en vencer al sistema. Sin embargo, la ruleta no cuenta con jugadores reconocidos, por lo que Richard Jarecki es uno de los pocos nombres que han destacado en el apasionante juego de la ruleta.

Richard Jarecki falleció el 25 de julio de 2018 en su casa en Manila, capital de Filipinas, a la edad de 86 años. Desde entonces, muchos jugadores se han interesado por su vida y particularmente por su sistema para conquistar la ruleta. Este médico estadounidense nacido en Alemania se convirtió en el azote de los casinos europeos en la década de 1960 y principios de los 70 al desarrollar un sistema para ganar en este juego de azar. Según explica el periodista Zachary Crockett en 'The Hustle', Jarecki acumuló un total de 1,25 millones de dólares (más de 8 millones de dólares de hoy) realizando importantes apuestas en mesas de ruleta sesgadas entre 1964 y 1969, hasta que los casinos europeos finalmente encontraron una manera de eliminar su ventaja en el juego. De hecho, el periódico italiano Il Giorno lo definió como “el jugador de ruleta más exitoso del mundo”.

Jarecki no cumplía con el típico perfil del jugador de casinos. El propio diario italiano Il Giorno lo describió como “un académico de mala educación que no parecía un jugador”. Sin embargo, bajo ese aspecto de profesor y hombre de familia con mirada desconcertante se escondía una mente matemática brillante que podía retener números y estadísticas, y un buen ojo para los detalles, así como con una extraña obsesión por la ruleta del casino. Este médico estadounidense se centró por primera vez en la ruleta en Alemania a principios de la década de 1960. Aunque la ruleta siempre ha sido considerada por muchos jugadores como un juego de azar, Jarecki estaba convencido de que existía algún tipo de patrón o fallo con el que podía ser vencida.

Vencer a la ruleta se convirtió en el mayor reto intelectual de su vida. Jarecki se dio cuenta que al final de cada noche, los casinos reemplazaban las cartas y los dados, pero las costosas ruedas de la ruleta quedaban intactas y, en algunas ocasiones, funcionaban durante décadas antes de ser reemplazadas. Como ocurre con otras máquinas, estas ruedas se desgastaban con el paso del tiempo, por lo que Jarecki comenzó a sospechar que pequeños defectos podrían provocar que ciertas ruedas caigan en ciertos números con más frecuencia de lo que decide el puro azar. El médico estadounidense y su esposa, Carol Fuhse, pasaron los fines de semana viajando a los casinos más importantes del sur de Europa, registrando manualmente miles y miles de giros de la ruleta y analizando los datos en busca de cualquier tipo de anomalía estadística. 

Richard Jarecki perfeccionó la estrategia de la rueda sesgada

El enfoque de Richard Jarecki no era nuevo, ya que el ingeniero inglés Joseph Jagger, considerado el pionero de la estrategia de la rueda sesgada, había ganado grandes cantidades de dinero de esta forma en la década de 1880. Sin ir más lejos, Carol Fuhse afirma que “no es algo que él invento, es algo que perfeccionó”. A diferencia de Joseph Jagger, Jarecki no quería ganar dinero, ya que su único objetivo era ganar a la ruleta. Era más bien una cuestión del hombre triunfando sobre la máquina. Para ello, el médico reclutó un equipo de 8 cronometradores que recorrieron los establecimientos de juego europeos, desde Montecarlo (Mónaco) hasta Baden-Baden (Alemania), registrando hasta 20.000 giros un período de un mes.

El éxito de Jarecki radica en que fue muy metódico en su enfoque y se tomó el tiempo suficiente para perfeccionar la estrategia de la rueda sesgada. Por ejemplo, descubrió que la ruleta de los casinos europeos ofrecía mejores probabilidades que en los casinos estadounidenses, ya que las ruedas en Europa tienen 37 números y un solo cero, mientras que las ruletas americanas tienen 38 números, incluidos un cero simple y un doble cero. Con todos estos detalles, el médico consiguió más de 8 millones de dólares jugando a la ruleta. Signor Lardera, propietario del Casino de San Remo, llegó a señalar en The Sydney Morning Herald que "es una amenaza para todos los casinos de Europa. No sé cómo lo hace exactamente, pero si nunca regresara a mi casino, sería un hombre muy feliz".

Una inspiración para Gonzalo García-Pelayo

Quizás este juego de azar no sea tan conocido en España como otro tipo de ruleta como el de la ruleta de la suerte. Sin embargo, el emprendedor español Gonzalo García-Pelayo y su familia también pusieron en jaque a los casinos más importantes de todo el mundo ganando más de 250 millones de las antiguas pesetas (más de 1,5 millones de euros) en la década de los noventa. Según algunos expertos, los Pelayo se inspiraron en el método utilizado por Richard Jarecki a la hora de analizar los resultados de la ruleta para arrasar en las mesas de juego.

Al igual que Jarecki, Gonzalo García- Pelayo recurrió al análisis estadístico del comportamiento de las ruletas para encontrar las desviaciones físicas que provocaban una tendencia de la bola a caer en un determinado número. Sin embargo, el español fue un paso más allá, ya que diseñó un programa informático en el que podía realizar una simple simulación del giro de una ruleta. En cualquier caso, ambos demostraron que tenían razón y que antiguamente el azar no dominaba por completo la ruleta. Esto ha cambiado en los últimos años con el nacimiento de los casinos online y los sistemas RNG, que garantizan la imparcialidad y aleatoriedad de la ruleta online para los jugadores.