El motivo por el que Susanna Griso no muestra fotos de su marido

Las opiniones políticas de su marido pueden afectarle negativamente a su trabajo

Susanna Griso y su marido Carles Torras durante la presentación del libro 'Preso pero libre' en Madrid, el 15 de marzo de 2016
Susanna Griso y su marido Carles Torras | España Diario

Poco se sabe sobre el matrimonio de Susanna Griso con Carles Torras con el que lleva casada 20 años. La presentadora de 'Espejo Público' mantiene su relación alejada de su profesión por una razón que llama particularmente la atención.

Torras y Griso intentan que sus diferentes ideales políticos no afecten a su relación a pesar de que entre ambos tienen opiniones muy dispares. En un primer momento, este artículo afirmaba que Carles había dirigido programas de televisión donde había lanzado mensjaes separatistas, un hecho que no es así.  Carles es abiertamente independentista, como muestran sus comentarios en sus redes sociales.

«Una de las cosas que llevo mal es que estoy casada con una persona, Carles, que en lo ideológico y político está muy alejado de como yo pienso. Siempre ha sido así» confesaba Susanna en una entrevista que concedió para la revista 'Diez Minutos'. Ambos se conocieron en la etapa radiofónica de Carles y ya chocaban en cuanto a ideas políticas, pero eso no les impidió seguir con la relación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Perdemos el tranví[email protected]

Una publicación compartida de Susanna Griso (@susannagrisooficial) el

  • ❤️ NOVEDAD: Entérate antes que nadie de las novedades y cotilleos de los programas de TV de España, gratis en el móvil. ¡Pincha aquí!

20 años de relación son la prueba de que las diferencias no les suponen un problema: «Al revés, ha sido estimulante en el sentido de que hemos discutido mucho, lo que hace reír a nuestros hijos». «Desde fuera no resulta comprensible que dos personas puedan tener posturas ideológicas distintas, políticas equidistantes, y a la vez compartir una vida en pareja y criar hijos en armonía» aseguraba.

La presentadora explicaba que no solo les separa la política sino que también «nos pasa cuando hablamos de música, aficiones, viajes, deportes... Pero nunca lo he visto como un problema» Sin embargo, las ideas radicales de Carles Torras sí que pueden perjudicar en lo laboral a Susanna Griso ya que sus salidas de tono hacía Pedro Sánchez o el rey Felipe VI le afectan de forma indirecta.


Comentarios

envía el comentario