Terrible. Susanna Griso se queda de piedra en directo: «Murió chillando»

Una madrileña denunció el abandono de su padre, que murió por coronavirus

Susana Griso, presentadora de Espejo Público
Susanna Griso quedó impactada por la desgarradora historia de Raquel | Antena 3

Susanna Griso dio voz en ‘Espejo Público’ a Raquel, una mujer que vio como fallecía su padre por coronavirus hace unos días. Tras ingresar en una clínica de paliativos en Cantoblanco (Madrid), su padre le llamó por teléfono y le dijo que estaba ahogado y nadie le hacía caso.  

Raquel intentó ponerse en contacto con el 112, la Policía e incluso se presentó en la propia clínica. Allí un médico le confirmó que lo que le ocurría a su padre es que estaba nervioso. «Yo soy médico y lo que notaba es que mi padre estaba disneico», aseguraba Raquel. 

La mujer llamó al día siguiente a la clínica y allí le dijeron que no disponían de tratamientos, ni pueden hacer analíticas, tan solo tenían medicinas para cuidados paliativos. Un día después, su padre fallecía.  

«No se le dio una oportunidad»

«A mi padre no le dieron la oportunidad de vivir por sí solo, por lo menos ver si respondía al tratamiento. No se le dio una oportunidad, derecho a vivir ni un tratamiento. No ingresó tan grave, su analítica no era tan mala», afirmaba la afectada

La hija del fallecido puso de manifiesto que a los médicos de la clínica les habían contratado hacía días, no disponían de material ni sabían los protocolos y estaban superados por la situación. Raquel recordaba emocionada los últimos momentos con vida de su padre: «Mi padre murió dándose cuenta, chillando, llamándome y diciendo que se moría», sentenció. 

Raquel, que tiene a su madre y un hermano dependientes, se puso en contacto con los Servicios Sociales para solicitar asistencia para su madre si se pone enferma. La respuesta que le dieron fue clara. No podían hacer nada y le aconsejaron contratar algún servicio de manera privada.


Comentarios

envía el comentario