Susanna Griso desvela su cambio durante la cuarentena: Igual que muchos españoles

La presentadora de 'Espejo Público' confiesa en qué ocupa su tiempo en casa
Susanna Griso con los brazos cruzados y sonriente
Susanna Griso encuentra en la repostería su manera de pasar el asilamiento | ESPAÑADIARIO

El coronavirus se ha colado de lleno en los contenidos de todos los programas de televisión donde cada día se da la última hora sobre la pandemia mientras varios expertos se pasean por los platós para aconsejarnos sobre cuál es la mejor manera de sobrellevar el confinamiento.

​​​▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos donde comentamos todos los cotilleos de España. Estaréis informados, podréis cotillear y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

Entre las cifras de contagiados y de fallecidos, 'Espejo Público' le ha dedicado hoy unos minutos a la parte amable de la crisis sanitaria y, tras las primeras compras compulsivas realizadas al principio del estado de alarma donde el papel higiénico era el producto estrella, el programa de Susanna Griso ha comentado el cambio que se ha dado en la cesta de la compra de todos los ciudadanos.

El aumento del consumo de bebidas alcohólicas, las patatas fritas, las aceitunas o la harina han pasado a ser los productos que ahora se venden con mayor asiduidad. Para hablar sobre el cambio de conducta, 'Espejo Público' ha contado con la presencia de Carmelo Vázquez, catedrático de psicología de la Universidad Complutense de Madrid.

Durante la entrevista, la presentadora ha confesado el capricho culinario al que ha terminado sucumbiendo en estos días de confinamiento: «Reconozco que me ha dado por el dulce y mira que no soy de dulce». Y es que Susanna, como muchas familias, ha encontrado en la repostería la mejor manera de estar entretenida a la vez que disfrutar de un momento familiar.

«Trabajar con harina implica hacer cosas conjuntas con la familia» opinaba. Sus colaboradores también han revelado que ahora se bebe más vino y cerveza a lo que la presentadora añadía que mucha gente necesita distinguir entre días normales y fines de semana, y confesaba otro de los momentos que también echa de menos: «El capricho de la cervecita el viernes a las ocho de la tarde con los amigos» bromeaba.



Comentarios

envía el comentario