«Está enferma». ‘La isla de las tentaciones’ en vilo tras saberse esto

Susana decide afrontar su ansiedad de frente, tal y como ha explicado en su canal de Mtmad

Susana Molina hablando de su ruptura con Gonzalo en su canal de mtmad
Susana se ha sincerado con sus seguidores en Mtmad | mtmad

La isla de las tentaciones’ ha dado mucho que hablar en los últimos meses. Susana Molina ya no llena titulares por sus líos con Gonzalo Montoya o por su posible conocida relación con el cantante Cepeda, sino que ahora lo hace por su peligrosa enfermedad: la ansiedad.

Susana se sincera con sus seguidores

La murciana hizo una revelación en su canal de Mtmad en relación a un asunto importante de salud. Susana ha decidido ser totalmente sincera y desmentir algunas cosas falsas que se han dicho de ella y de su ansiedad en algunos medios de comunicación. «En algunos casos no se ha dicho la verdad, por eso me apetece ahora sentarme y hablar bien del tema», ha destacado la exconcursante. Y vamos si lo ha hecho, nada menos que con dos vídeos exclusivamente dedicados a este tema que tanto le está afectando en su vida personal.

En estos vídeos —cada uno de seis minutos de duración—, Susana ha profundizado en un tema que, pese a ser más común de lo que se cree, no se aborda lo suficiente quizá por temor al rechazo o por vergüenza. «Decidlo sin vergüenza porque es una enfermedad que cada vez tiene más gente», ha proclamado la murciana a todos sus seguidores.

La exconcursante se muestra muy afectada por su enfermedad y asegura que le afecta en su vida diaria y que «siempre le ha traído bastantes problemas». Tanto que ha confesado que tiene cierto temor a conducir o a ir de compras, a raíz de ciertos episodios que ha vivido con el paso del tiempo.

El inicio de la enfermedad de la exconcursante

Tal y como cuenta la murciana, todo empezó durante una noche de verano en una discoteca. Susana comenzó a encontrarse fatal y —con la compañía de su excuñada— se fue al baño, donde se desmayó. «Fue bastante traumático porque cuando desperté Gonzalo estaba llorando y yo tenía sangre en la boca», ha explicado y ha añadido que los porteros la sacaron del baño y la llevaron a Urgencias.

Susana continuó con su difícil relato asegurando que ese episodio en concreto la ha dejado con muchos miedos y temores. «Si llego a coger el coche en ese momento podría haber matado a alguien y al pensar en eso, le cogí mucho miedo a conducir; no podía ducharme sola ni ir de compras», ha confesado afectada la murciana.

Un infierno que comenzó en una noche de verano y que la ha afectado a lo largo de estos años de una manera importante. Después de todas sus experiencias traumáticas, Susana se echa la culpa a ella misma por no haber buscado antes a un psicólogo que la tratase de la manera correcta y de acuerdo a su condición mental. Por ello, también aprovecha para recomendar a otras personas que sufran lo mismo que ella que busquen tratamiento -lo antes posible- de un profesional cualificado.


Comentarios

envía el comentario