La dura vida de Sandra Crespo, de 'GH 6': «Soy un juguete roto por todo lo que me ha pasado»

La exconcursante le ha pedido ayuda a Mercedes Milá
Imagen de Sandra Crespo junto a una de sus hijas | Twitter

Han sido muchos los concursantes de 'Gran Hermano' que no han tenido una vida fácil tras su salida del reality. Entre ellos se encuentra Sandra Crespo, de 'GH 6'.

La joven ha declarado que vive atormentada por su ex pareja y que incluso ha tenido que pedir ayuda a personas de la televisión para poder salir adelante.

Sandra Crespo cuenta su drama

Sus declaraciones ponen de manifiesto el mal momento por el que está pasando la joven, quién asegura que «he tenido que denunciar hasta lo que [mi ex] pone en sus estados de Whatsapp», ha dicho Sandra en una entrevista en la revista 'Semana'.

Tras decidir dejar a su pareja hace seis meses, la ex gran hermana vive atormentada por la presencia de su ex. Un requerimiento de su ex pareja la obliga a abandonar la casa en un plazo de diez días junto a sus tres hijos de 11, 6 y 3 años.

«Actualmente, debe 9.600 euros entre alquiler, luz y agua», aseguran fuentes cercanas a la joven. Por otro lado, esta se encuentra viviendo sin agua, y teme que próximamente les corten la luz. «He tenido que denunciar por lo penal al casero porque el agua y la luz está a su nombre y no puedo cortarlas sin una orden judicial», aseguraba Sandra.

Imagen de Sandra Crespo de 'GH 6' junto con la que era su familia | Twitter

Los problemas económicos a los que se enfrenta, unidos a la separación de su ex pareja, han provocado que la joven no esté pasando por un buen momento. «Psicológicamente, yo estoy muy tocada. Tenemos varias denuncias pendientes. Me quiere ver hundida y quitarme a mis hijos y no lo voy a consentir», sentenciaba. 

Tanto es así, que la exconcursante se ha visto obligado a pedir dinero: «Hablé hace un par de meses con mercedes Milá para pedirle ayuda y me ha tendido su mano porque es una mujer muy generosa».

Ya nada queda de aquella joven que abandonaba la casa de 'Gran Hermano' por la presión y acababa visitando los platós de televisión de toda la cadena. «Ahora soy un juguete roto por todo lo que me ha pasado», se lamenta Sandra Crespo.

«Yo gané muchísimo dinero, pero en todos estos años ha volado», reconocía la joven que ahora rechaza volver a los platós de televisión para evitar que se hable de su expareja, Jesús González, conocido por haber trabajado para Isabel Pantoja.