ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Así están los porcentajes a ciegas de la expulsión de ‘GH DÚO’: 12,2%, 43,1% y 44,7%

Carolina Sobe pisó el plató del Debate para defender su paso por Guadalix, allí le esperaba su enemiga Nagore Robles con quien mantuvo una conversación pendiente.
Porcentajes a ciegas | Telecinco

 

La noche del ‘Debate de GH DÚO’ empezó con la última expulsada Carolina Sobe sentada en plató. Allí se enfrentaría al tercer grado de la expulsión y Nagore Robles le esperaba con ganas para mantener esa conversación tan pendiente que tenían entre manos.

Una Carolina que empezó admitiendo no encontrarse bien: «Tengo ansiedad de salir de la casa y encontrarme todo en abierto… lo estoy pasando muy mal y no me encuentro bien desde que abandoné la casa de Guadalix», admitió la recién expulsada.

Como es habitual en la noche del domingo, Jordi González mostró los porcentajes ciegos de las nominaciones! 12,2%, 43,1% y 44,7%. Dos porcentajes muy ajustados, Sofia Suescun, Alejandro Albalá o Maria Jesús Ruiz, uno de ellos saldrá por la puerta el próximo jueves.

Jordi González entró en directo para darle a la miss la noticia de que estaba nominada. «Estoy contenta por Juan Miguel, esta semana él lo estaba pasando mal», admitió la nominada.

Noche también de posicionamientos. Detrás de Suescun no se puso nadie, algo que la de Pamplona agradeció después de ser la repescada. Juan Miguel se puso detrás de Alejandro Albalá porque la semana anterior fue el mismo Albalá quien se posicionó detrás de Juan Miguel.

Por último, detrás de Maria Jesús Ruiz se pusieron Kiko Rivera e Irene Rosales no por algo personal sino «porque tiene una actitud falsa», una conclusión que sacan después de escuchar las palabras de los familiares en la gala del pasado jueves.

Posicionamientos de los concursantes | Telecinco

 

El público aprueba el reto semanal

Además, la prueba semanal estaba en manos del público. Los concursantes debían montar su propia coreografía y los espectadores debían votar si la pasaban o no. Una decisión que significaba mucho para los concursantes, ya que llevaban dos semanas seguidas sin poder hacer compra semanal por no superar la prueba.

Tenían que montar un grupo musical con el tema ‘Déjate querer’ de Sebastian Yatrá, un tema al que debían poner una letra diferente a la original acompañada por su propia coreografía.

El 60% del público debía de votar sí para que los concursantes superaran la prueba. Finalmente, los seguidores estuvieron más solidarios de lo normal. Con un 87% el público decidió que los concursantes de ‘GH DÚO’ se habían merecido ganar la prueba semanal.

Kiko Rivera quiso dar una sorpresa a sus compañeros de concurso, así que fue él el invitado de la noche. Rivera quiso hacer su actuación musical en directo, así que se preparó sobre el escenario para interpretar su éxito ‘Mentirosa’.

Kiko Rivera canta en directo para sus compañeros | Telecinco

 

Sofia, preocupada por verse con Albalá en la sala de la expulsión

Sofia Suescun está convencida de que va a ser la próxima expulsada, pero esa no es su única preocupación. La de Pamplona no deja de pensar en el posible momento de encontrarse el próximo jueves con su expareja Alejandro Albalá en la sala de la expulsión.

«Lo último que quiero es entrar en esa sala con Alejandro», admitió la de Pamplona. «Pues yo prefiero quiero que te vayas tú, prefiero que se quede Juan Miguel y que la expulsada seas tu Sofia», se sinceró Albalá.

Unos reproches que empezaron minutos después de que las familias entraran en directo para nominar a los concursantes. Maite Galdeano votó con tres puntos a su ex nuero, y, en el otro lado de la balanza la madre de Albalá, que votó con otros tres puntos a Suescun.

Ahora queda esperar al jueves para ver si se cumplen los pensamientos de Suescun o, si por el contrario, se salva de esta nominación y es Maria Jesús Ruiz y Albalá quienes se enfrenten en la «sala oscura».

Maria Jesús Ruiz amenaza con no pisar el confesionario

Maria Jesús dijo que las críticas de sus compañeros le habían llevado a tomar una decisión: No volver a pisar el confesionario. Una promesa que poco tardó en no cumplir. «Yo solo uso los confesionarios para desahogarme», dijo en la gala del pasado jueves.

Carolina Sobe se enfrentó a Maria Jesús Ruiz en la sala de expulsión. Fue ahí cuando la expulsada vio que la miss estaba usando el confesionario para criticar a todos los compañeros: «Sabíamos que entraba ahí para destripar de todo», admitió Sobe.

Dada la tensión del momento, Ruiz decidió tomar la decisión de no volver a utilizar el confesionario para que no pudieran decir nada de eso. Aunque de poco le sirvió, ya que al día siguiente de la gala volvió a sentarse en el sofá del ‘confe’.

«No voy a dejar de pisar el confesionario porque entonces no sería yo, pienso contar la versión de los hechos porque la audiencia se merece saber quiénes somos cada uno de nosotros», admitió la miss.

El cara a cara de Carolina Sobe y Nagore Robles

Nagore se enfrenta a Carolina Sobe | Telecinco

 

Llegó el momento de hablar de la enemistad entre Robles y Sobe. Una amistad que un día se puso fin por desconfianza, terceras personas y dinero. «No es cuestión de terceras personas ni de dinero, sino de crueldad y tú has sido cruel conmigo. Que una amiga me diga que ha empezado a decir barbaridades sobre mí por dinero no es excusa», explicó Robles.

Fue un momento en el que Nagore Robles no quería escucharle y por ese motivo Sobe decidió sentarse en un plató de televisión para seguir contando barbaridades sobre ella, algo aún más imperdonable para la vasca.

«Fueron cosas muy fuertes que no me apetece repetirlas, tú fuiste muy cruel», afirmó Robles. Como gesto de buena voluntad por parte de ambas, Jordi González pidió que hicieran la promesa de no ir a ningún programa de televisión cobrando para hablar de ese conflicto.

«Me comprometo, yo no voy a ir a hablar de nada a ningún plató, yo no voy a ningún lado lo saqué en el programa y no tengo nada más que decir en ningún lado», dijo Sobe. A lo que Robles añadió: «Fue lo más honesto que hiciste en la casa porque el resto…».