ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Pedro Sánchez cuenta en 'Manual de resistencia' como fue su llamada a 'Sálvame'

En 2014, el político llamaba a 'Sálvame' para convencer a Jorge Javier Vázquez de que votara al PSOE
Jorge Javier Vázquez y Pedro Sánchez | La Coctelera

 

El 17 de septiembre de 2014, 'Sálvame' recibía una llamada más emblemática que la de Isabel Pantoja, la de Pedro Sánchez, líder del PSOE. Por un primera vez en la historia de nuestro país, un candidato a la presidencia entraba en un programa del corazón dispuesto a hacer cambiar de opinión a uno de sus votantes: Jorge Javier Vázquez.

Ahora, casi cinco años después, la histórica llamada vuelve a ser recordada, después de que el Presidente del Gobierno haya mencionado este episodio en el libro que acaba de publicar, 'Manual de resistencia'.

El Toro de la Vega desencadenó la llamada

El presidente, relata en su libro el momento en el que decidió llamar al conocido programa de Telecinco, despejando así una de las incógnitas televisivas más grandes de la historia.

«En aquella época, a finales de 2014, al PSOE se le cuestionaba todo. No estábamos en nuestro mejor momento», Sánchez comenzaba así a desgranar la que probablemente sea uno de los episodios más desconocidos de su vida política. El presidente describe como uno de sus asesores irrumpió en su despacho para decirle : «¡Joder, hasta Jorge Javier va a dejar de votar al PSOE!». El asesor de Sánchez estaba haciendo referencia a las declaraciones del presentador durante la emisión de 'Sálvame' de esa misma tarde donde el catalán aseguraba que iba a dejar de votar al PSOE porque apoyaba al Toro de la Vega favoreciendo al maltrato animal.

Jorge Javier habla por teléfono con Pedro Sánchez | Telecinco

 

Por aquel entonces, al igual que ahora, 'Sálvame' gozaba de una gran audiencia y el político no estaba dispuesto a que hubiera una fuga de votantes que siguiera la opinión del de Badalona. Es por ello que ni corto ni perezoso decidió pedirle a su asesor que le pasase por teléfono a Jorge Javier.

Un, por aquel entonces, inexperto presentador recibía la noticia por el pinganillo. Con el pecho inflado, Jorge aceptaba hablar con Sánchez después de haber dicho que iba a dejar de votar al PSOE porque «el alcalde de Tordesillas, que es socialista, defiende el Toro de la Vega. Me parece una atrocidad».

Una vez logró establecer una conversación con el presentador, Sánchez le aseguró que iba a «presentar una proposición de ley de protección animal a nivel nacional que obligara a unos mínimos». El líder del PSOE también aprovechó para dejar claro que era un gran amante de los animales, y así de paso poder ganar algún voto de los animalistas.

Pedro Sánchez recupera a Jorge Javier como votante | Telecinco

 

Lo cierto es que la llamada de Sánchez funcionó, ya que Jorge Javier rectificaba en directo y aseguraba que iba a votar al PSOE porque confiaba en la palabra de Pedro Sánchez.

La reacción de Begoña Gómez y los prejuicios contra el programa

El presidente asegura en su libro que la llamada fue totalmente espontánea y que ni siquiera era consciente de que se encontraba en directo hablando con el presentador. El presidente fue consciente del impacto de la llamada cuando recibió otra llamada, esta vez la de su mujer.

«¿Qué has hecho? ¿Has entrado en Sálvame?. Está llamando gente a mi oficina, sobre todo mujeres, para felicitarme por lo que has dicho», le decía Begoña Gómez a su marido sin acabar de creérselo. Y es que, hasta el momento, ningún político había entrado en directo a un programa de televisión de estas características y Pedro era plenamente consciente.

«Hay un componente elitista, incluso clasista, según el cual ciertos programas, y ahora estoy pensando en Sálvame, tienen un público de mujeres mayores e incultas. Se suponía que eran programas a los que un político no debía ir», admite el líder del PSOE en su libro.

Siempre pensando en ganar adeptos para su partido, Sánchez asegura que «tengo amigos, y digo amigos varones, profesionales de reconocido prestigio en sus ámbitos, que ven ese programa. Aunque fuera verdad que solo lo ven mujeres mayores e incultas, ¿cuánto vale su voto?».