Los 5 motivos por los que sabemos que esta será la última edición de OT

El formato se renueva cada temporada y depende de las audiencias cosechadas

Concursantes de OT durante una gala
Los concursantes son ajenos de todo lo que pasa en el exterior | Catalunya Diari

La nueva edición de 'Operación triunfo' está trayendo demasiados quebraderos de cabeza a la cadena y a la propia productora. Se están dando lugar a demasiadas situaciones que están haciendo peligrar la continuidad del formato y seguramente estemos delante de la última edición del mítico formato musical.

Estos son los cinco motivos que podrían evidenciar el fin del programa de Televisión Española:

  • El descalabro de audiencia: La edición empezó con más de 1.800.000 espectadores, pero este dato ha ido cayendo poco a poco hasta marcar el mínimo histórico. La gala de ayer, 9 de febrero, fue vista por poco más de 1.500.000 espectadores, lo que quiere decir, que el programa ha perdido casi un cuarto de su audiencia desde que se estrenase la edición, hace solamente cinco semanas.
  • Faltas de respeto y de actitud de los concursantes: En todas las ediciones acostumbran a haber concursantes que ponen al programa entre las cuerdas, pero en la actual edición esta situación es totalmente incontrolable. Hemos podido presenciar comentarios ofensivos entre ellos, gestos de desprecio e incluso comentarios homófobos que ofenden a los propios espectadores del programa. 
  • Un jurado poco empático: Nada que decir de Nina, que siempre intenta aportar la visión más profesional, a lo que se suma el buen trabajo de Portu y Javier Llano. Pero en esta felicitación no podemos añadir a Natalia Jiménez. Aporta comentarios poco profesionales y que, además, encienden a los espectadores por la falta de profesionalidad y de sentido en cada una de sus aportaciones. Su último sonado momento son estos vídeos publicados en su cuenta de Instagram después de la gala de ayer.
  • No hay sorpresa ni novedad: En la presentación del programa sus responsables avanzaron que habría sorpresa y que las normas se irían modificando sobre la marcha. Por ejemplo, no habría un máximo de nominados o que los profesores podrían no salvar a nadie. Hasta el día de hoy, todo esto no se ha producido.
  • Sin descanso: La anterior edición no funcionó como se esperaba y por ello la cadena decidió darle un respiro al programa, indicando que no habría una fecha de vuelta cercana. Esto no fue así y el descanso entre la anterior edición y esta fue mínima e insuficiente para que el formarto y el público descansasen del famoso programa de la televisión pública.

También te puede interesar...


Comentarios

envía el comentario