ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Laly, cuarta expulsada de 'MasterChef 7' en un programa de récord

En su cuarto programa, 'MasterChef 7' se traslada hasta Úbeda para cocinar para 210 comensales, una cifra que nunca antes se había alcanzado
Samantha, Pepe y Jordi compiten este año liderando cada uno a un grupo de aspirantes | Twitter.com
 

 

Después del descanso provocado por la Semana Santa, anoche retomamos la séptima edición de 'MasterChef' con la emisión de su cuarto programa, al que llegamos tras ver abandonar el programa a Jeancha (#TeamSamantha), Sara (#TeamPepe) y Alicia (#TeamPepe).

De esta forma, y tres semanas después de su estreno, el #TeamJordi seguía siendo el único imbatible. Recordemos además que el talent vivió una subida de 1'7 puntos de share, lo que se tradujo en un 18'3% con más de 2'2 millones de espectadores, en un programa en el que Laly fue la aspirante que tuvo que decir adiós al concurso.

La sabiduría está en los libros

La primera prueba de la noche tuvo dos invitados: uno de carne y hueso (el chef Jesús Sánchez, poseedor de 2 estrellas Michelin) y un libro de recetas gigante. Los aspirantes tuvieron que cocinar un pichón relleno de verduras risoladas con parmentier de patata siguiendo las directrices que les daba Pepe Rodríguez.

Pepe fue el encargado de guiar a los aspirantes en el cocinado | Twitter.com
 

 

La prueba no tendría nada de especial de no ser porque el paso a paso de la receta lo fue leyendo Pepe del libro de cocina, de tal modo que cada vez que un aspirante completaba (con éxito o no) un paso, el cocinado se detenía para todos (aunque no lo hubiesen terminado).

Si los jueces comprobaban que estaba bien hecho, se pasaba al siguiente paso (todos); de lo contrario, el aspirante en cuestión recibía una penalización de dos minutos mientras el resto de compañeros seguía cocinando ese mismo paso hasta que otro dijese que había terminado.

Josecho pelea con su pichón | RTVE.es
 

 

Laly fue la primera en terminar el último paso, y como Samantha le dio el visto bueno, el resto de aspirantes tuvieron un minuto para emplatar lo que tuviesen cocinado. La ganadora de la prueba resultó ser Laly (y Valentín el segundo mejor), que obtuvo una ventaja aplicable en la prueba de exteriores.

Los veredictos de Jordi hacia Carlos, Marcos y especialmente Aleix fueron bastante exagerados y desproporcionados y sin embargo Osiris, Marcos, Josecho y Natalia recibieron los veredictos finales más duros.

De récord en Jaén

La prueba de exteriores llevó a los aspirantes y los jueces hasta Úbeda, en la provincia de Jaén, para rendir un homenaje al aceite de oliva. Y es que la ciudad andaluza es, no solo la mayor productora de aceite en España, sino a nivel mundial.

Jordi, Samanta y Pepe durante la prueba de exteriores | RTVE.es

 

Pedro Sánchez, el primer chef en obtener una estrella Michelin en la provincia de Jaén (en un restaurante que es a su vez el más pequeño en haber recibido dicha mención), se encargó de diseñar el menú que los aspirantes tuvieron que preparar para nada más y nada menos que 210 comensales, lo que supuso el récord de comensales vistos hasta la fecha en el talent culinario.

La ventaja de Laly fue poder disponer del chef Pedro Sánchez durante 15 minutos en el momento del cocinado que la capitana eligiese. En esta prueba, en vez de ser los capitanes los encargados de elegir a su equipo, fueron los aspirantes no capitanes los que eligieron en el equipo de qué capitán querían estar. Laly fue elegida por la mayoría (seis aspirantes) y tuvo que mandar a Josecho al equipo de Valentín.

Úbeda, escenario de la prueba de exteriores | RTVE.es
 

 

Ambos equipos tuvieron que cocinar todo el menú, siendo los comensales los que eligieron el menú de qué equipo probar. Uno de los miembros de cada equipo (Josecho y Teresa) se encargó de atraer a vecinos y turistas a sus puestos de venta, ya que el menú cocinado se ponía a la venta a un precio simbólico (2€ en dinero 'MasterChef'), destinándose lo recaudado a un comedor social de Jaén.

 

 

El equipo ganador fue el azul (Valentín, Carmen, Aleix, Aitana, Josecho y Osiris), lo que llevó al rojo (Laly, Teresa, Natalia, Gloria, Marcos y Carlos) a la prueba de eliminación.

Una carrera contra el reloj

Y llegamos así a la prueba de expulsión, en la que los seis aspirantes en la cuerda floja cocinaron en dos tandas. Pero antes, Laly, como capitana, pudo salvar a uno de ellos, siendo Gloria la elegida. Laly y Carlos fueron los primeros en enfrentarse a los cuatro retos a realizar en el menor tiempo posible.

 

Primero, separar las claras y las yemas de seis huevos; después, montar a punto de nieve las seis claras para formar unas quenelles; el tercero fue cocinar un huevo poché a la perfección; y el último, preparar una salsa holandesa y emplatar las tres elaboraciones anteriores.

Lo especial de la prueba, además de luchar contra el reloj, fue la participación de Jordi Cruz (este año los jueces cocinan más que nunca), que cocinó en esta primera tanda. En la segunda, los protagonistas fueron Teresa, Marcos y Noelia.

Los peores aspirantes de cada una de las tandas (Laly y Marcos) se batieron en un duelo de 30 minutos en el que pudieron preparar un plato libre con el único requisito de convertir a la manzana en su protagonista, integrada por medio de tres procesos diferentes cada uno (por ejemplo, en forma de sidra o zumo de manzana). Finalmente, fue Laly la expulsada, lo que supuso la segunda baja en el #TeamSamantha.

 

 

Si algo nos dejó claro el programa de anoche es lo poco que se soportan Valentín y Carlos, metidos en una guerra con Aleix como protagonista y con Marcos y Aitana como elementos secundarios. Quedan 11 aspirantes, y no olvidemos que la repesca hará su aparición cuando menos lo esperemos. ¿Hasta cuándo mantendrá Jordi invicto a su equipo?