ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una joven se duerme en el directo de 'Espejo Público'

Mientras la cámara enfocaba a Elisa Beni, las miradas se las robó la chica con los ojos cerrados que estaba sentada justo detrás de la periodista
Una joven se duerme en la transmisión de 'Espejo Público' | Antena 3

 

El madrugón para asistir como espectadora a 'Espejo Público' le pasó factura a una joven que se quedó dormida mientras se emitía el programa de Antena 3.

Ni los gritos de la discusión que en ese momento tenían la periodista Elisa Beni y Francisco Marhuenda, director de 'La Razón', lograron despertar a la joven, que desde el cuarto minuto de iniciarse la transmisión empezó a luchar contra el sueño.

La imagen se ha hecho viral desde este martes, cuando sus cabezaditas lograron llevarse el protagonismo del espacio que en ese momento debatía sobre la libertad del etarra Santi Potros.

 

La joven de gafas no aguantó el madrugón y se durmió

'Espejo Público', que durante este verano es presentado por Lorena García, se inició a las 8.50 horas y solo pasaron cuatro minutos para que la joven iniciara una batalla contra el sueño.

Durante varios minutos se le vio tratando de abrir los ojos, evitando dejarse llevar por el sueño, pero era imposible. A medida que transcurría el programa, su cabeza iba ladeándose de un lado a otro, hasta que se dio por vencida.

Decidió inclinar su cabeza y echarse una siesta de casi una hora, porque cuando el reloj de la pantalla marcaba las 10.30 horas seguía prácticamente dormida y ajena a la acalorada polémica política del día.

 

En Canal Sur, una mujer se queda dormida en el programa 'Juan y medio'. | Canal Sur

 

El sueño ha vencido a otra persona en espacios de televisión

Este caso de la joven dormida en los estudios de Atresmedia recuerda al sucedido el año pasado en enero, en Canal Sur, cuando una mujer invitada a 'Juan y Medio' se quedó dormida.

Su sueño fue tan profundo que estuvieron varios minutos hablando de ella y no se despertó, e incluso entonces el presentador, en medio de las risas de los asistentes, decidió hacerle una broma.

Juan y Medio mandó al equipo técnico apagar luces, desalojar el plató y despertar a Elisa, como se llama la protagonista de esta historia, haciéndole creer que la grabación se había acabado. La mujer se despertó asustada, desconcertada y diciendo que no se había enterado en qué momento se habían ido los otros invitados y se había quedado sola en el estudio.