ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un concursante de 'Got Talent' se juega la vida con sus 8 minutos de apnea

Christian realizó un espectáculo de escapismo que conmocionó al público
El número de escapismo de 'Got Talent' fue muy peligroso | Telecinco

 

El programa 'Got Talent' de Telecinco no deja de sorprendernos en cada entrega por la espectacularidad de muchos de los números que se llevan a cabo sobre el escenario. Eso sí, unos lo hacen consiguiendo la sonrisa del público y arrancando sus aplausos mientras que otros lo que logran es generar nerviosismo e intranquilidad.

Precisamente eso último es lo que sucedió ayer con la propuesta de Christian, quien llevó a cabo un espectáculo de escapismo que consistió en que pasara ocho minutos de apnea y, además, entre cadenas. De ahí que pusiera su vida en riesgo.

La presentación del espectáculo

El concurso de Telecinco se encuentra en su segunda semana de actuaciones en directo y una de estas corrió a cargo de Christian, teniendo como acompañante a Hans.

El participante quiso presentar su número de escapismo de la siguiente manera: «Siempre me ha gustado bucear. Bajo el agua me sentía libre hasta que un día tuve un accidente. Mi bombona se paraba y mis pulmones empezaban a llenarse de carbono. Sufrí una intoxicación tóxica en los pulmones y pensé que nunca más volvería a bucear, que mi vida se había acabado, pero no me rendí».

Continuó la exposición diciendo que «Los doctores dijeron que era imposible, pero les demostré que no. Hoy jugaremos a la ruleta rusa. Si algo sale mal, moriré».

Llega el momento del número

Mientras que el buceador se preparaba, el presentador, Santi Millán, quiso dirigirse al público para advertirles que «La concentración de Christian es máxima y vital. El nivel de dificultad de esta actuación de escapismo es extremo y no estamos bromeando. Por motivos de seguridad, la dirección de este programa ha prevenido una maza que se utilizará en el momento que la vida de Christian esté en peligro».

Maza con la que se podría romper el cubículo de agua en el que el joven, rodeado de cadenas, se introdujo y que posteriormente se cerró con un candado. Y todo mientras que un equipo médico estaba presente en el plató y que en la pantalla del escenario se podía ver la monitorización del escapista, concretamente sus niveles de oxígeno en sangre y su frecuencia cardíaca.

Momentos de gran tensión

Risto Mejide sufrió con el número de escapismo | Telecinco

 

Se dio el visto bueno al inicio del espectáculo y eso hizo que el joven intentara escaparse de las cadenas que le tenían apresado. Todo mientras se encontraba bajo el agua sin ningún tipo de botella de oxígeno.

Con mucha atención el público y el jurado siguió el número. No obstante, cuando pasaron los seis minutos bajo el agua, todo el mundo comenzó a preocuparse por el estado de Christian. Tanto es así que Edurne, por ejemplo, no fue capaz de seguir mirando y se dio la vuelta.

Lo más complicado llegó poco después pues el cuerpo del escapista comenzó a convulsionar, lo que hizo que Santi se planteara utilizar la maza para romper la urna. No obstante, el ayudante de Christian le pidió que no lo hiciera, que esperara un poco más.

Consigue salir

Cuando el presentador estaba a punto de sacar al joven, a petición de dirección y del jurado, ese consiguió liberarse. Lo hizo tras permanecer 8 minutos y 6 segundos en apnea, logrando así el aplauso de los presentes.

Y llegó la deliberación del jurado. Eva Isanta y Edurne alabaron su trabajo, aunque manifestaron no entender que llevara al límite su cuerpo. Y algo parecido expuso Paz Padilla que afirmó que «No me gusta ver a la gente haciendo estas cosas. Sufro mucho. Lo valoro mucho, pero no me gusta. Creo que no es necesario».

Risto Mejide, por su parte, dijo «Los corredores de maratón se destrozan las rodillas y tampoco es bueno correr 42 kilómetros, los que compiten en halterofilia se destrozan la espalda (…) Al final lo que estamos haciendo es llevar nuestro cuerpo al límite. Su única diferencia es que no hay una categoría deportiva que lo defienda. Lo que nos demuestra es que el ser humano quiere y necesita llevar su cuerpo y su mente al límite. Enhorabuena».