ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un comensal de ‘First Dates’: «Me separé por lo que hay en Cataluña»

Manuel, de 75 años, reconoció que la historia con su exmujer terminó porque era «una separatista de...»
Manuel, en 'First Dates' | Cuatro

 

No tiene nada que ver el color ni la estatura con las cosas del querer, decía una vieja copla. Sin embargo, la canción no mencionaba nada sobre los ideales políticos, pues parece que tener puntos de vistas enfrentados al respecto puede hacer que Cupido se dé la vuelta y se vaya con sus flechas hacia otra parte.

Así se desprende de una cita que se pudo ver este lunes en 'First Dates', protagonizada por Manuel, de 75 años, y Luisa, de 69, ambos residentes en Cataluña, pero nacidos respectivamente en Andalucía y Cartagena.

Un tema que surgió con la clásica conversación sobre el actual estado civil. Ella contaba que era viuda desde hace siete años, y que tiene tres hijos, algo que no importó a Manuel. «Eso no es ningún impedimento, ellos hacen su vida» comentaba el hombre, que no tiene hijos y que está divorciado.

 

«Lo que hay en Cataluña ha roto muchas familias»

Sin embargo, cuando Manuel se dispuso a abordar el tema de su separación, fue cando apareció la gran frase de la cita. El comensal afirmó que los problemas aparecieron por las diferencias ideológicas tras más de 20 años de relación.

«Yo me he separado no por un asunto entre ella y yo, sino por lo que hay en Cataluña. Ha roto muchas familias» explicaba Manuel, quien aclaró que su exmujer no tenía raíces catalanas, pese a ser independentista. «El padre era de Cuenca y la madre de Córdoba… y ella una separatista de...» decía, sin acabar la frase.

Luisa, por su parte, le daba la razón, y a cámara explicaba que ella prefiere no hablar del tema, porque «es verdad que se crea conflicto en las familias. Yo con mi hija no puedo hablar sobre este tema». Los hijos de Luisa sí que son nacidos en Cataluña, así como sus nietos, y ella solo quiere una cosa: «Yo respeto a cada uno, y que me respeten a mí».

 

Catalán, español y andaluz

Manuel, además, tenía un sentimiento patriótico único, pues tras muchos años viviendo en Cataluña, se siente «catalán, español y andaluz. Que no me vengan con que los que no somos de allí no queremos a Cataluña. Sin nosotros, los inmigrantes, no sería lo que es hoy», espetó.

Aunque hubo temas de conversación comunes, al final, la pareja no tendrá una segunda cita, y es que a Luisa, aunque Manuel le pareció buena persona, le faltó feeling con él.