Chiqui sobre su exmarido Borja: «No quería ni estudiar ni trabajar, el dinero lo llevaba yo a casa»

La ex gran hermana reconoce que debió divorciarse de su expareja tras salir de 'Supervivientes'

Chiqui realizando la 'curva de la vida' de su relación con Borja
Chiqui realizando la 'curva de la vida' de su relación con Borja | Telecinco

Desde que Chiqui anunciase su separación de Borja Navarro, no deja de protagonizar titulares contra él, criticando su comportamiento cuando estaban juntos.

La ex superviviente aseguraba «sentir mucha pena» por la reciente ruptura, sin embargo reconocía en 'Sálvame' que su relación ya estaba rota antes de tomar la decisión final. Las continuas deslealtades de Borja habrían provocado que Almudena tomase esta drástica decisión a pesar de tener dos hijas en común.

Ahora, Almudena se arrepiente de no haber roto su relación cuando Borja le había sido desleal durante su estancia en Honduras, ya que tras darse el 'si quiero' han sido varias las deslealtades que ha ido acumulando a sus espaldas: «Se volvió más machista, cambió su personalidad y estaba más metido en el móvil, el ordenador…. Había faltas de respeto continuadas y que no se deben tolerar».

Tanto es así que el susodicho habría preferido estar con una de sus amantes que ver el nacimiento de su segunda hija: «Entré sola a quirófano porque él se fue a comer, eso es lo que le importaba. Decidí hacerme una ligadura de trompas para no tener más hijos», sentenciaba.

Además, también ha querido matizar que si no tomó antes la decisión ha sido «porque me comió la oreja y me engatusó. No digo que toda la culpa la tenga él, porque yo también he tolerado cosas que no debía».

Su curva de la vida

Muy emocionada, Chiqui ha decidido realizar su particular curva de la vida, desde los inicios de su relación con su exmarido. La joven se derrumbaba al recordar cuando en 'Supervivientes' se enteró de que Borja le había sido infiel.

«Yo pasando hambre y el haciendo cosas con mujeres», sentenciaba la ex gran hermana asegurando que había mantenido a su marido durante todos estos años.

La de Murcia también ha explicado que había decidido tener su primera hija por petición de su marido tras su salida del reality de supervivencia. Tras conocer su embarazo, Borja comenzó a cambiar y se encerraba siempre en su habitación, algo que provocó que las conversaciones que tenían ambos se produjesen simplemente por WhatsApp.

La ex gran hermana ha asegurado que ya ni se acuerda de la última vez que su exmarido ha traído dinero a casa. «No quería ni estudiar ni trabajar, el dinero lo llevaba yo a casa», sentenciaba. Además, ha recalcado que sus suegros no querían tomar consciencia de la situación llegando incluso a enterarse por televisión de su segundo embarazo.

Una vez que había dado a luz a su segunda hija, Chiqui le pidió a su expareja dormir en camas separadas. «Todo lo que me decía era malo, me llamaba gorda y a mí me afectaba negativamente. Estuve yendo al psicólogo y él no me apoyaba». revelaba.

Sin duda, Chiqui ha relatado en 'Sálvame', con pelos y señales, un matrimonio fallido donde predominaban las mentiras y las faltas de respeto por parte de Borja.


Comentarios

envía el comentario