Un fallo en el sistema de frenado podría haber provocado el accidente del Parque de Atracciones de Madrid

Algunas de las víctimas salieron «sin dientes», aseguran los testigos
Uno de los trenes accidentados | Dani Mendoza

 

Eran las 14.30 horas de una calurosa tarde de domingo en el parque de Atracciones de Madrid, cuando dos convoyes de la montaña rusa TNT Tren de la Mina, de 18 plazas cada uno, chocaron. El grave incidente dejó más de 33 personas heridas, entre los cuales había seis niños menores de diez años, de los cuales 27 tuvieron que ser trasladados a distintos hospitales de la capital. Por ahora, la Policía continúa investigando las posibles causas del accidente, pero según el diario ‘ABC’ la principal hipótesis que manejan los investigadores es la de un posible fallo en el sistema de frenado. Según han explicado algunos testigos, el primer coche se detuvo a pocos metros de la zona de subida y bajada de pasajeros. «Se quedó clavado y solo avanzaba a pequeños tirones, como si no pudieran arrancarlo», ha explicado un testigo. Lo que parecía ser una simple avería técnica, desembocó, pocos minutos después, en un brutal embiste, cuando el segundo vagón colisionó a gran velocidad.


Raquel, su sobrino de diez años y tres hermanos más, vivió desde dentro el brutal accidente. «Antes de subir vimos que el otro coche estaba parado. Pensamos que era algo normal», ha explicado. Pero al llegar a la zona de frenada sufrieron el impacto. Tras el accidente, las escenas de pánico se sucedieron. Los niños, al ver todo lleno de sangre, empezaron a gritar. «La gente ha salido sin dientes, con las gafas clavadas, sangrando por las rodillas», ha contado otra testigo a La Sexta.

 

La peculiaridad de esta atracción fue que los usuarios llevaban unas gafas de realidad virtual, que impiden ver más allá de la película proyectada. Esto quiere decir que, si bien los usuarios del primer convoy pudieron quitárselas y anticipar el golpe, los del segundo no tuvieron tiempo e reaccionar. «Los del segundo tren estaban con los ojos tapados por las gafas, se lo han comido todo», ha explicado otro testigo. Por ahora, la Policía sigue investigando qué ha podido pasar.

 

Imagen del estado del convoy accidentado en el Parque de Atracciones de Madrid | Dani Mendoza