Un joven de 14 años es el padre del bebé que espera la niña embarazada de Murcia

La Guardia Civil confirmó que la joven realizo el acto sexual con un menor de su edad y que fue consentido
Hospital Virgen de la Arricxaca de Murcia, donde ingresó la niña de 12 años embarazada
Hospital Virgen de la Arricxaca de Murcia, donde ingresó la niña de 12 años embarazada | Cedida

 

El caso de una niña de 12 años que acudió embarazada a un hospital de Murcia conmocionó a la mayoría de la sociedad española durante la semana pasada y poco a poco se van conociendo nuevos detalles de como sucedió todo. Una de estas novedades es la identidad del padre, que todavía es una incógnita, aunque hoy el Ideal ha publicado que el menor tendría dos años más que la joven madre, pese que en un primer momento se afirmó que ambos tenían la misma edad.


La también corta edad del padre hace que pese a que se hubiera confirmado el abuso, seria inimputable como delito según el Código Penal, ya que es menor de edad. Todo empezó cuando los médicos del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia hicieron saltar todas las alarmas al recibir durante el turno de Urgencias a una menor que tenía una hemorragia y que también estaba embarazada.

 

Como marcan los protocolos, desde el centro alertaron a la Guardia Civil del municipio de Fortuna, donde reside la joven, y la benemérita empezó a investigar el caso ante la posibilidad que se hubiera abusado de la menor. Las sospechas de que alguien se hubiera propasado con la menor fueron descartadas, ya que la menor afirmó que nadie había abusado de ella y no se encontraron pruebas de que lo confirmaran tras tratarla en el hospital, por lo que se descartó el delito pasadas las primeras 24 horas.


Así pues, pese a que el caso no se trató de una violación, abrió la polémica en toda España por varios motivos. Primero porque en nuestro país, la edad para el consentimiento sexual se encuentra fijada en los 16 años y por otro lado, también porque el embarazo a los 12 años conlleva un importante riesgo para la salud de la menor. Supone un alto riego para ella ya a que al tener una criatura con esta corta edad puede provocar que la persona que gesta al bebé pueda tener presión alta y hemorragias.