Jessica, la mujer tiroteada por su expareja en Elda, sigue en coma

La víctima se encuentra en situación de muerte cerebral y está conectada a una máquina que la mantiene con vida

La mujer española de 28 años que ayer recibió un tiro en la cabeza por parte de su expareja sentimental cuando recogía a su hijo de un colegio de Elda, en Alicante, se encuentra hospitalizada en estado de coma. Fuentes de la investigación han informado que la víctima se encuentra en situación de muerte cerebral y está conectada a una máquina que la mantiene con vida, aunque añadieron que parece muy difícil su recuperación. El presunto autor del disparo, un español de 31 años, murió poco después de protagonizar la agresión machista cuando se metió en el coche de la víctima y se estrelló violentamente contra un muro del colegio eldense en su huida.


El suceso ocurrió sobre las 17.10 horas cuando la madre, Jessica, recogía a su hijo en el colegio Santo Negro, situado en la avenida Condes, donde se presentó su expareja y le efectuó al menos un tiro en la cabeza. El hombre tenía una orden de alejamiento de 300 metros y de comunicación, a pesar de que los pasados días 4 y 5 de noviembre la vulneró tras ponerse en contacto telefónico con la mujer, quien denunció los hechos. 

 

El hombre no tenía licencia de arma de fuego ni se tiene constancia de que tuviera alguna en propiedad, según las fuentes consultadas. El suceso ha conmocionado a la ciudad de Elda, el alcalde de la cual, Rubén Alfaro, ha convocado a las 10.00 horas una junta de portavoces urgente, así como una concentración silenciosa a las 20 horas.



Loading...