Jessica, la mujer de Elda tiroteada por su expareja, a pesar de una orden de alejamiento

La joven, de 28 años, recibió un disparo en la cabeza por Imanol, su expareja, cuando iba a recoger a su hijo al colegio
Imanol amb Jessica, la filla d'ell, de deu anys; el fill dels dos, de quatre; i un altre company de l'escola
Imanol con Jessica, y la hija de él, de diez años; el hijo de ambos, de cuatro; y otro compañero de la escuela | Facebook

 

Jessica Bravo Cutillas era el nombre de la joven asesinada ayer por la tarde por su expareja Imanol Castillo Sánchez, cuando iba a recoger a su hijo a un colegio del municipio de Elda, en Alicante. La joven tenía apenas 28 años, actualmente se encuentra en coma cerebral conectada a unas máquinas que mantienen su cuerpo con vida, aunque las últimas informaciones apuntan a que parece muy difícil su recuperación.

 

Imanol, de 31 años, su expareja sentimental fue a la escuela y disparó Jessica con una pistola delante de su hijo y de todos los padres y niños de la escuela Infantil y Primaria Santo Negro, ubicada en la avenida Conde. El hombre, después de dispararle, volvió a su coche y se suicidó con la misma pistola. Asimismo, el coche con el atacante ya fallecido dentro se estrelló contra un muro cercano al colegio, según 'El Español'


La historia

 

Jessica había roto hacía poco con Imanol, con el que había tenido un hijo, que ahora tiene cuatro años. Jessica era una madre joven, que había estudiado en la Universidad de Alicante. Ahora había rehecho su vida y vivía en Monforte del Cid, donde vivía antes de conocer a su agresor. Ambos convivieron juntos durante seis años, y tuvieron a su hijo, que era todo para ella. Él por su parte tenía una niña de diez años, que según las redes sociales de los dos, convivía con ellos y tenía muy buena relación con Jessica y su pequeño hermano. 

 

En junio de este mismo año, al parecer aún estaban juntos, pero Jessica previamente había sufrido varios episodios de malos tratos por parte de él, por lo que cortó la relación. La Policía impuso a Imanol una orden de alejamiento según la cual no podía acercarse a ella a menos de 300 metros y tampoco podía ponerse en contacto con ella de ninguna manera.

 

Jessica i Imanol quan encara estaven junts
Jessica e Imanol cuando aún estaban juntos | Facebook

Para seguir su vida lejos de su maltratador, Jessica decidió volver a vivir en Monforte del Cid, una localidad del interior de Alicante. En Elda iba su hijo al colegio, y por otra parte, según fuentes policiales, ella trabajaba de camarera en un bar de Hondón de los Frailes, un pequeño pueblo cercano. Entre estas tres localidades vivía Jessica con su hijo, y no tenía contacto con su maltratador. 


Imanol, con orden de alejamiento

 

Efectius policials a la zona d'Elda

Efectivos policiales en la zona de Elda| Valle de Elda

 

El agresor violó la orden de alejamiento al quererse poner en contacto con ella a principios de noviembre. Imanol la llamó varias veces por teléfono, y después de la conversación, Jessica avisó a la Policía. Las autoridades se presentaron en casa del joven este martes 7 de noviembre por la mañana y se lo llevaron detenido por violar la orden del juez.


Según adelantó 'La Información', Imanol no llegó a entrar en los calabozos de la comisaría de la región y el juez de guardia le dejó libre después de estar retenido unas horas. Al día siguiente, miércoles 8 de noviembre, volvió a violar la orden de alejamiento. Así, ante la atónita mirada de todos los padres y niños de la escuela, y también del hijo de ambos. Imanol asesinó a Jessica, su expareja sentimental y madre de su hijo. Le disparó cinco veces, y una de las balas la dejó en muerte cerebral. Luego él se suicidó.

 


Loading...