Un cura de Gerona estaría expulsando de por vida a los feligreses que no comparten su discurso independentista

Apuntan que el párroco habla abiertamente sobre el movimiento secesionista catalán durante la misa
Imagen del polémico párraco
Imagen del polémico cura   | cedida

 

La polémica se cierne sobre la iglesia de Sant Feliu de Guíxols, un municipio de Gerona, y su párroco, Joan Pujol i Prat y es que ha salido a la luz que el cura, se habría dedicado a sustituir sus homilías por discursos en los que habla abiertamente sobre el movimiento secesionista catalán, también narraría las ventajas de vivir separados del resto de españoles y habría expulsado a varios feligreses.

 


Habría vetado la entrada a los que no comparten sus ideas

 

Entre sus palabras se encuentran que los exconsellers catalanes —detenidos por los delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos— son «hombres y mujeres que no han hecho nada más que ser fieles y coherentes» y por este motivo pide que su oración «sea por estos hombres y mujeres que son el gobierno legitimo de los catalanes».

 

Por otro lado, las represalias ante los feligreses que no opinan lo mismo que él —en su día a día en la iglesia, incluiría todo tipo de comentarios según la Razón— ya se han dado a conocer. Apuntan que los que se han ido a quejar directamente al párroco han sido directamente expulsados y que les ha vetado la entrada de manera drástica y de por vida


Explican que el párroco aseguraría que tiene conocimientos «jurídicos» de los cuales alardearía y se atreve a hacer afirmaciones como la siguiente: «En todo caso, si han fallado, no habiendo cometido ningún crimen, ningún tipo de violencia, no corresponden estos encarcelamientos políticos en los que el juez no tenía que entrar, sino que, los políticos, desde el diálogo, buscando el bien común tenían que solucionar, nunca con la prisión o con la humillación, como si fuera malhechores o criminales».


Loading...