Varios yihadistas cobran durante años las ayudas sociales en España

Aprovechan los 900 euros destinados a personas en riesgo de exclusión social
Varios yihadistas aprovechan las ayudas para personas en riesgo de exclusión social para cobrar cada mes | Cedida

 

En España vive una gran cantidad de personas en riesgo de exclusión social que tienen derecho a cobrar ayudas y pensiones de hasta 900 euros mensuales. El procedimiento es muy sencillo y las condiciones dependen de cada Comunidad Autónoma donde se garantiza una renta mínima mensual.

Ayudas para personas en riesgo de exclusión social

Aquellos que tienen dificultades para encontrar un trabajo también tienen derecho a cobrar estas ayudas, siempre que cumplan los requisitos, y pueden informarse sobre ellas a través de centros culturales y sociales o espacios religiosos donde se les indica a dónde dirigirse. Sin saber si es «un yihadista o alguien en proceso de radicalización», pues no lo van a decir en voz alta, según afirman las fuentes consultadas por ‘El Español’.

Ahmed Bouguerba, cobraba 875 euros al mes | EFE

 

En España existen varios casos, aunque  no se sabe con certeza el número exacto, sí existen algunas investigaciones en marcha. Algunos yihadistas ya están en la cárcel, sin embargo otros continúan en libertad y, posiblemente, cobrando una pensión de hasta 900 euros cada mes.

Cobrando incluso después de morir en la guerra de Siria

El caso más sonado es el de Redouan Bensbih, de 26 años y vecino de Vizcaya, que murió en la guerra de Siria en 2014 y continuó cobrando las ayudas incluso después de muerto. Se descubrió cuando un amigo retiró el dinero desde un cajero automático y la Ertzaintza lo detuvo.

Redouan Bensbih colgaba en Facebook fotos suyas empuñando un subfusil de asalto AK-47 | Redes Sociales

 

Ahmed Bouguerba, de 31 años y vecino de Bilbao, fue condenado a tres años y medio de prisión por autoadoctrinamiento yihadista en 2016 después de ser detenido un año antes. El hombre tenía contacto con un imán salafista radical y cobraba al mes un total de 875 euros entre la pensión y una ayuda de alquiler de vivienda.

Otro caso es el de Mehdi Kacem que consiguió su documentación, y una pensión total de 875 euros mensuales, gracias a una ONG para intentar vivir del boxeo y siendo fontanero. Fue detenido por la Policía Nacional y la sentencia judicial afirma que compaginaba el deporte con el adoctrinamiento yihadista. Además, aprovechó para acercarse a otros jóvenes y así extender su mensaje.

Mehdi Kacem, aprovechaba ser boxeador para acercarse a otros jóvenes | BOXEO