ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Vuelve a casa la menor de 15 años desaparecida en Jerez, Cádiz

La Policía Nacional investiga si fue retenida en algún momento en contra de su voluntad

 

María Molina, la menor desaparecida en Jerez | Cedida

 

María Molina, la menor de 15 años que se fugó de su casa de forma voluntaria el pasado martes, 11 de septiembre, en Jerez de la Frontera, Cádiz ha regresado a su casa. Lo han confirmado fuentes de la Policía Nacional, que han concluido el operativo de búsqueda tras confirmarse la aparición de la joven.

Sin embargo, las autoridades todavía no han cerrado definitivamente el caso, pues la pertinente investigación permanecerá abierta hasta determinarse si la adolescente fue retenida en algún momento en contra de su voluntad por parte de quienes estuvieron con ella.

Los padres denunciaron la desaparición

Después de pasar más de 24 horas en paradero desconocido, los padres de María Molina denunciaron la desaparición a la Policía Nacional. Detallaron que la joven se había marchado de forma voluntaria del domicilio, argumentando que iba a encontrarse con un joven de unos 20 años de edad.

A pesar de haber precisado que iba a ausentarse durante varios días, los padres no aceptaron la decisión, por lo que tras pasar la primera noche denunciaron a las autoridades lo sucedido. Tras regresar al hogar, se ha cerrado el operativo de búsqueda, pero no la investigación, para así poder terminar de recabar la información correspondiente.

Diez días de búsqueda

María Molina ha vuelto a casa después de pasar diez días en paradero desconocido. José Manuel Molina, padre de la menor de 15 años, aseguró que su hija no se encontraba en Jerez, afirmando que «puede estar en Madrid, en Huelva o en cualquier parte. De lo que estoy totalmente seguro es de que no está en Jerez».

Del mismo modo, se mostraba preocupado por el estado en el que podría encontrarse la joven, puesto que la única información que tenía de ella fue la ofrecida por una llamada de una mujer. «Nos llamó una mujer gitana desde un número oculto diciendo que la niña estaba bien, que no le iba a pasar nada y que la iban a cuidar».

Sin embargo, el argumento no fue válido para el hombre, que recordó que su hija «tenía que estar aquí, con su familia». Más de una semana después, la pequeña ha regresado por su propio pie y en perfectas condiciones, aunque todavía no se da por cerrada la investigación del suceso.