ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ÚLTIMA HORA

Muere Stan Lee, creador del Universo Marvel, a los 95 años

Un vagabundo español ha asesinado a dos personas en el sur de Francia

El hombre, que fue detenido por las autoridades francesas, mató a hachazos a una viuda de 84 años y un amigo de 68
La gendarmería Francesa, en una imagen de archivo | Cedida

 

Un hombre español ha sido detenido por la gendarmería francesa en el sur del país acusado de ser el sospechoso principal de un doble asesinato efectuado el pasado mes de junio. Concretamente el día 19, fueron encontrados los cuerpos de dos pensionistas por una mujer de la limpieza en una granja aislada en un pueblo del sur de Francia.

El detenido era un vagabundo español de 70 años que ya había sido condenado en varias ocasiones por ser el autor de robos en España y que vivía ocupando un edificio abandonado en la localidad de Montélimar.

Dos ancianos franceses fueron asesinados

Las víctimas mortales fueron una mujer de 84 años que estaba viuda y un amigo de 68 años. Ella era la dueña de la granja de Saint-Marcel-lès-Sauzet, pueblo de 1.200 habitantes situado al norte de Montélimar, lugar donde el detenido cometió el doble asesinato.

Según informó Alex Perrin, fiscal del municipio de Valence, en la rueda de prensa del miércoles 26 de septiembre, los agentes de la gendarmería francesa encontraron el cuerpo sin vida de la dueña de la casa estaba escondido debajo de una manta en la planta baja, presentando heridas de cuchillo, junto a uno o más golpes en la cara realizados con un hacha.

Por otro lado, el cuerpo sin vida del hombre fue descubierto también estando oculto debajo de otra manta, pero situado sobre una tumbona. La víctima además presentaba heridas hechas con un hacha.

Imagen de archivo de los vehículos de la gendarmería francesa | Cedida 

Un hacha, presunta arma del crimen

El fiscal de Valence también añadió que encontraron muestras de ADN del detenido, además del de las dos víctimas, en una botella que estaba rota y un hacha, ambos objetos encontrados debajo de unas hojas en un cobertizo que está situado a un lado de la casa y, según señala, estos elementos «permiten ser categóricos entre estos hechos y este único autor».

El vagabundo español negó los hechos, pero fue detenido y acusado formalmente por asesinato y, además, también podría ser acusado de robo si se confirma el móvil. No obstante, todavía se desconocen las causas concretas que lo llevaron a cometer este doble asesinato.

Según afirmó el fiscal, el hombre es un «andador capaz de hacer decenas de kilómetros al día» con su carretilla y, añadió, que aun «hay una cronología por descubrir» y todavía no saben «por qué realizó este acto extremadamente violento».