ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Orden de detención contra un traficante de armas, amigo del rey Juan Carlos

El Assir es un empresario acusado de fraude fiscal que no se ha presentado tres veces ante la Audiencia Provincial de Madrid
Piden una orden internacional de detención para El Assir por fraude fiscal | Cedida

 

La Audiencia Provincial de Madrid ha emitido una orden internacional de detención, e inmediato ingreso a prisión, para Abdul Rahman El Assir Kassar. Según explican en ‘El Español’, este empresario dedicado al comercio de armas, de origen libanés y nacionalizado en España, no ha comparecido ante el tribunal en tres ocasiones, evitando así un juicio oral contra él por fraude fiscal.

El Ministerio Público ha pedido ocho años de prisión por dos fraudes fiscales, ya que Hacienda le atribuye una gran cantidad de patrimonio en nuestro país. La primera citación estaba programada para el pasado 4 de octubre y se pospuso para el 5 de diciembre. Al no presentarse en ninguna ocasión, se pospuso para este mes de enero, sin embargo esta vez El Assir tampoco ha acudido a la citación por lo que se ha emitido la orden de detención.

Traficante de armas y amigo del rey Juan Carlos

El Assir es un empresario que se casó con María Fernández-Longoria, excuñado del traficante de armas Adnán Jashogyi e integrante de la ‘jet set’ de Marbella. Muy bien relacionado en las altas esferas, incluida la hija del expresidente Aznar y su marido, también destaca su conexión con el rey Juan Carlos con quien se fue en más de una ocasión de cacerías y a quien incluso invitó a la boda de una de sus hijas celebrada en Suiza.

El Assir habría ido de cacería con el rey Juan Carlos I | España Diario

 

Precisamente en este país es donde la Fiscalía cree que se encuentra El Assir, por ello pidió a la Audiencia Provincial de Madrid que emitiera una orden internacional de detención porque, a pesar de que fijó su residencia en España en 1998, el empresario no ha cumplido con las obligaciones fiscales. Concretamente alegan que en 2002 ingresó 25,1 millones de euros y otros 6,1 millones en 2003 que no declaró a Hacienda, dejando de pagar un total de 14,7 millones entre ambos años de forma «consciente» y «voluntaria», según afirman el fiscal y la Abogacía del Estado.

Además, la acusación también considera que a través de varias sociedades El Assir es propietario de «varios inmuebles de lujo, de un punto de atraque de un barco de grandes dimensiones y de varios coches de alta gama». Por otro lado, según el fiscal, el empresario también habría recibido fondos para adquirir, rehabilitar y mantener todos sus inmuebles, utilizados como garantía hipotecaria para recibir préstamos del Banco Zaragozano y del Banco Árabe Español.