ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El duro testimonio de una mujer española violada y atemorizada durante cuatro años por su agresor

La mujer fue violada por su ex después de haber mantenido una relación durante cinco meses, desde entonces vive encerrada en su casa y separada de su familia
Imagen de la entrevista hecha a la mujer, quien está de espaldas en la imagen | Telecinco

 

María no puede dejar de vivir con miedo desde que, hace cuatro años, denunciara haber sido violada. Fue en el año 2015, y desde entonces tiene que vivir escondida y apartada de sus hijos por miedo a lo que pueda hacerles su agresor.

En una entrevista para ‘El programa de Ana Rosa’ la mujer ha contado su dura experiencia, no solo al haber sido agredida sexualmente sino también todo lo que ha tenido que sufrir, y sigue sufriendo, después de la violación.

Una vida marcada por el miedo

Según ha contado a los colaboradores del programa de Telecinco, son muy pocas las veces que sale de su casa. Tal y como ella ha asegurado, podrían contarse con la mano las veces que va a la calle en un mes.

María vive siempre con la llave echada y las ventanas cerradas, incluso ahora que su agresor está ya en prisión después de que se le impusiera una pena de nueves meses: «Tengo miedo de salir a la calle. Él está ahora en la cárcel, pero yo estoy muerta en vida», confiesa.

Como ella misma ha contado, empezó una relación con el hombre hace unos años y después de cinco meses se terminó, tras eso él la violó. La llamó para quedar, tomar unas copas y hablar. Pero después de eso la llevó hasta su coche, y allí la violó. «Yo me defendí, por supuesto que me defendí. Y si hubiera tenido una barra, le hubiera roto la barra en la cabeza», dice.

Tras ello fue atendida en el hospital y se atrevió a denunciar, pero desde ese momento su vida no ha vuelto a ser la misma. Ahora vive escondida, con miedo constante de ser encontrada por el que fue su pareja.

Imagen de la entrevista de 'El programa de Ana Rosa' a la mujer | Telecinco

 

Huyó de su casa abandonando a su familia por miedo a que a ellos pudiera también hacerles daño. Desde entonces ha interpuesto más de 20 denuncias, muchas de ellas por quebrantamiento de la orden de alejamiento, y se han abierto 13 procesos judiciales.

No puede ver a sus hijos

Una de las cosas que queda claro que peor lleva es el hecho de estar lejos de sus hijos: «Quiero recuperar mi vida y estar con mis hijos. Volver a ser yo otra vez y no tener miedo».

Además, María también cuenta la terrible situación por la que tuvo que pasar una de las veces que intentó ver a uno de sus hijos: «Fui a mi casa para ver a mi hijo y estar con él y a los diez minutos de pisar la puerta de mi casa, una vecina llamó a la Guardia Civil para decir que se sentía amenazada por mí».

Pese a ello, la mujer anima a todas aquellas personas que han sido víctimas de algún delito sexual, a denunciar. «Es una situación durísima, pero no es lo habitual. No quiero que las mujeres tengan la impresión de que las mujeres que denuncien vivirán un infierno así», concluye.