El español detenido por violar a una mujer en Tailanda: «Si entro en prisión, voy a morir allí»

Jorge, el joven de 30 años natural de Cartagena, denuncia vivir un auténtico infierno
Jorge y su familia han pedido ayuda al Gobierno | El Español

 

La situación de Jorge Vázquez, un español detenido en Tailandia acusado de violar a una mujer, comienza a ser desesperada. Después que se hiciera público su arresto el pasado 20 de febrero, el joven de 30 años, natural de Cartagena, denuncia temer francamente por su vida si llegar a entrar en una cárcel del país asiático. 

En una de las grabaciones que envió a su madre, y que fueron difundidas por 'El Español', pedía ayuda en inglés y anunciaba su miedo «a morir en una prisión tailandesa si nadie los para». Y es que él niega en todo momento el delito que le imputa la policía, que la acusa de haber esposado, mordido y violado a una joven que había conocido en una discoteca de Thong Lor, una ajetreada zona de la ciudad de Bangkok.

Pide que le den una oportunidad para defenderse

La desconfianza de Jorge hacía las autoridades judiciales y policiales de Tailandia es total. El joven murciano, que vive y trabaja como especialista de marketing desde hace 5 años en Bangkok, asegura que nadie le ha dicho cuál es su situación procesal: «No me han informado de donde me llevan o qué está sucediendo».

Hasta el momento ha tenido a su disposición su teléfono móvil con el que ha podido comunicarse con su familia. Su madre relataba como el día 19: «Me mandó siete mensajes por WhatsApp, me decía que le habían arrestado por violación y que él era inocente». 

Ahora solicita, en uno de los cuatro vídeos que ha hecho llegar a sus familiares, que no se olviden de él ,ya que «está asustado» y «no sé por cuanto tiempo más voy a tener el teléfono conmigo». 

Su madre pide ayuda desesperadamente

Su madre, Antonia lleva en el paro de 2013 y solo recibe la ayuda de 430 euros destinada a los mayores de 55 años. Por eso motivo pedía ayuda para su «único hijo» a las autoridades españolas, que ya han confirmado que le pondrían un abogado. Ella ahora mismo solo desea que su hijo no sea considerado culpable: «¡Lo único que le pido a Dios es que lo absuelvan!».

La última novedad sobre su situación, según informaba la agencia EFE, es que el Tribunal Criminal del Sur de Bangkok señaló que el acusado debe depositar 400.000 bat 11.250 euros al cambio) y entregar su pasaporte antes de abandonar la custodia policial. Aun así no pudo salir de prisión este martes debido a problemas burocráticos, segun recogía 'El Confidencial'.