INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Agresión a la Policía: Un tatuador pega a 2 agentes tras una redada en su local en Madrid

En el registro encontraron distintos tarros de cristal con más de 600 gramos de marihuana, casi 100 gramos de hachís, una báscula de precisión y un cuchillo, ambos con restos de hachís
Vehículo de la Policía Nacional estacionado frente a una comisaría superior de Navarra
Los agentes sufrieron agresiones durante el desarrollo de sus investigaciones | Policía Nacional

La Policía Nacional desmanteló el lunes un punto de venta de droga en un establecimiento de tatuajes del centro de Madrid, que permanecía abierto, donde el encargado agredió a dos agentes para evitar su detención y la inspección del local.

Dos agentes observaron a un joven que abandonó a la fuga el centro de tatuajes tras percatarse de la presencia policial.

Según informa este miércoles la Jefatura Superior de Policía, los agentes interceptaron al individuo y encontraron entre sus pertenencias hachís y marihuana, por lo que fue sancionado por tenencia de sustancia estupefaciente en vía pública.

Al comprobar que la tienda de tatuajes permanecía abierta, los policías acudieron al local, donde fueron agredidos en varias ocasiones por el encargado. Dos de los agentes tuvieron que recibir asistencia sanitaria.

En el registro encontraron distintos tarros de cristal con más de 600 gramos de marihuana, casi 100 gramos de hachís, una báscula de precisión y un cuchillo, ambos con restos de hachís.

Durante el registro un individuo abandonó el establecimiento, pero fue localizado por otra patrulla policial.

Este hombre portaba dos trozos de hachís envueltos en papel transparente que acababa de comprar en el interior de la tienda.

Fue sancionado por un delito contra la salud pública, al igual que el encargado del establecimiento, al que también acusan de saltarse el estado de alarma.

En una operación paralela, también en el centro de la capital, los agentes observaron el sábado pasado a un joven que emprendió la huida al ver una patrulla policial.

Cuando fue interceptado, le encontraron casi 1.500 euros en efectivo, dos bolsas transparentes con cocaína, cuatro con metanfetamina y 16 bolsas más con autocierre.

Fue detenido como presunto responsable de un delito contra la salud pública.

Tras investigar, los agentes comprobaron que esa mercancía se la había entregado un individuo que paseaba a un perro en las inmediaciones del lugar.

Los policías localizaron a este hombre con un bolso negro paseando a su mascota y, cuando le solicitaron su documentación, agredió en varias ocasiones a uno de los agentes hasta hacerle caer al suelo, por lo que tuvo que recibir asistencia médica.

Una vez reducido, descubrieron que en el interior de dicho bolso portaba seis bolsas transparentes de metanfetamina, un trozo cilíndrico de una sustancia que resultó ser cocaína, una bolsa con nueve pastillas de éxtasis, otra conteniendo marihuana y una pequeña báscula.

Finalmente, fue también arrestado como presunto responsable de un delito contra la salud pública y un delito de atentado contra agente de la autoridad.



Comentarios

envía el comentario