Un joven se suicida tras sufrir abusos sexuales de su profesora en Estados Unidos

El padre de la víctima ha demandado al instituto por dejar que la maestra abusara de su hijo y de otros tres más
La profesora abusó sexualmente de cuatro alumnos y uno de ellos se suicidó en Nevada, Estados Unidos | Facebook

 

Terrible tragedia en Estados Unidos. Un joven de 18 años, Corbin Madison, decidió suicidarse tras sufrir los abusos sexuales de una de sus profesoras y su padre ha demandado al instituto por permitirlo, pues el centro tenía constancia de lo que le hacía esta maestra a varios alumnos.

Concretamente la profesora Tennille Whitaker, casada y con dos hijos, abusó de cuatro alumnos en el Wells High School de Nevada por lo que el pasado mes de octubre de 2018 fue condenada a cumplir veinte años de prisión, según ha informado ‘DailyMail', y tras ser detenida en junio de 2017.

Se suicidó por la «depresión, humillación y vergüenza» que sentía

El joven Corbin decidió quitarse la vida por la «depresión, humillación y vergüenza» que le provocó que su profesora abusase sexualmente de él. Además, en la demanda, el señor Madison ha asegurado que el director del instituto tenía conocimiento de lo que ocurría en su centro, pues entre los años 2016 y 2017 se le notificó hasta en seis ocasiones sobre las acciones de Whitaker.

Además, un trabajador explicó en su momento que descubrió a la mujer junto a un estudiante en una clase con la puerta cerrada y a oscuras. Por ello, el padre de Corbin ha exigido 45.000 dólares –unos 40.000 euros– por daños, pues se considera que el centro ignoró las quejas y permitió que la profesora «acosara sexualmente, molestara y abusara de niños durante años»

La mujer abusaba de sus víctimas en un área de lectura privada de la clase, donde no podían ser vistos ni desde las ventanas ni desde el pasillo. En esa sala la mujer mantuvo relaciones sexuales, fuera del horario escolar, con cuatro de sus alumnos menores de edad a cambio de regalos, como botellas de alcohol, e incluso los llegó a llevar a hoteles.

Los hechos salieron a la luz y la profesora Whitaker fue arrestada el pasado mes de junio del año 2017 y este octubre de 2018 finalmente se dictó la sentencia y fue condenada a veinte años de cárcel. Incluso la mujer llegó a pedir perdón: «Siempre estaré avergonzada. Realmente lamento haber traicionado la confianza de los padres y las víctimas». Sin embargo, los hechos fueron tan terribles para el joven Corbin que no pudo soportar la presión de lo ocurrido y decidió suicidarse.