Rescatan a un menor de 3 años que se había quedado encerrado a pleno sol en un coche en San Vicente de Raspeig (Alicante)

La madre salió un momento del turismo y el pequeño bloqueó las puertas

Imagen de archivo de los bomberos.
Imagen de archivo de los bomberos. | Cedida

Durante la tarde de este pasado viernes, 28 de septiembre, una madre se llevó uno de los mayores sustos de toda su vida y seguramente aprendió una valiosa lección para siempre: no bajarse del coche sin coger las llaves del vehículo en cuestión.

Y es que una madre ha sufrido un despiste que le ha costado un gran disgusto durante varios minutos hasta que han llegado los Bomberos de la localidad alicantina.

Concretamente, alrededor de las tres de la tarde, una mujer ha aparcado su vehículo en la calle Doctor Fleming del municipio alicantino de San Vicente de Raspeig y ha dejado las llaves puestas y a su hijo de tres años en el interior del mismo.

Parece ser que el pequeño ha conseguido acceder al bloqueo centralizado del coche y lo ha cerrado ante la atónita mirada de su madre. Rápidamente, la madre ha tomado la decisión de llamar a los bomberos al comprobar que no había ninguna manera de poder abrir las puertas del vehículo en cuestión.

Un hecho que ha provocado que la madre perdiera los nervios y se encontrara realmente preocupada, es que su pequeño de tres años de edad estaba dentro del turismo con las ventanillas subidas y a pleno sol.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado dos vehículos de los bomberos del parque de San Vicente y han conseguido abrir el coche rompiendo una pequeña ventana que tiene el vehículo en el lado del copiloto, abriendo las puertas.

Según han señalado fuentes del Consorcio Municipal, este tipo de servicios no son nada habituales, pero han tomado la decisión de actuar como en una excarcelación, donde sí que utilizan esta maniobra para poder desbloquear un turismo.

Imagen del momento del registro del coche.
Imagen del momento del registro del coche. | Policía Nacional

 

Detenido un narcotraficante con siete kilos de hachís escondidos en el salpicadero de su coche en Alicante

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 58 años de edad en la provincia de Alicante por presuntamente traficar con estupefacientes, tras ser sorprendido con siete kilos de hachís ocultos en un hueco que él mismo había fabricado en el interior del salpicadero de su coche.

Durante el registro en un trastero de su propiedad, los agentes encontraron posteriormente más de cuatro kilos de ‘speed’, que tenía almacenados a la espera de ser distribuidos.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, la investigación finalizó el pasado viernes 14 de septiembre, cuando efectivos del Greco Levante, Udyco Alicante y del Grupo I de Investigación de la Comisaría Norte detuvieron en la autovía A-7 a este presunto narcotraficante, tras encontrar la droga distribuida en paquetes de medio kilo envasados al vacío.

Para poder acceder al interior del salpicadero, los agentes de policía tuvieron que desmontar el sistema multimedia.

Cabe señalar que durante el registro de su trastero encontraron cuatro kilos de ‘speed’, un kilo en forma líquida oculto en una botella de cerveza y tres kilos listos para su distribución.

Finalmente, el autor de los hechos ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, que ha decretado su ingreso en prisión.


Comentarios

envía el comentario