La lucha de un pueblo por 2 niños sin madre: Quieren dar su tutela a la hermana del asesino

Los vecinos de La Puebla de Almoradiel reclaman que los menores se queden con las familias que los acogieron tras lo sucedido

ecinos de la localidad de La Puebla de Almoradiel, Toledo, guardan un minuto de silencio junto al ayuntamineto, tras confirmarse que la muerte de una mujer de 43 años,
Los vecinos de La Puebla de Almoradiel piden que no sé de la custodia de los dos niños a su tía | Cedida

Un pequeño pueblo de Toledo llamado La Puebla de Almoradiel se encuentra en plena lucha por mantener la acogida de dos hermanos huérfanos después de que su padre matara a su madre. El problema es que la hermana del presunto asesino pide la custodia de los dos pequeños de 11 y 13 años.

La noche del pasado 21 de enero la hija de la víctima acudió a casa de una vecina asustada por el episodio de violencia que se estaba viviendo. La vecina en cuestión, en declaraciones a ‘Espejo Público’, explicaba que «abrí la puerta y la pequeña me dijo: ‘Papá va a matar a mamá’, inmediatamente después llamé al 112».

La mujer asesinada a cuchilladas era Liliana Mateescu, conocida como Lilly, de 43 años, la cual se convirtió en la víctima número 4 por violencia de género del 2020. Lilly y su marido Daniel, ambos de nacionalidad rumana, llegaron a este pueblo de 5.000 habitantes en el año 2006, en busca de un trabajo en el campo. Allí nacieron sus dos hijos, de 11 y 13 años.

La juez cree que los niños deben vivir juntos

Ahora la hermana del presunto asesino pide la custodia de los dos niños. Tras estudiar el caso, la juez le da la razón y por lo tanto le otorga la custodia de los menores, quienes viven con dos familias del pueblo que los acogieron tras lo sucedido. La niña vive con la vecina a quien pidió ayuda esa noche y el niño con otra vecina que tiene un hijo de su edad, con quien siempre se han llevado bien, según 'La Vanguardia'.

Los vecinos del municipio se muestran en contra de esta decisión y aseguran que los niños no quieren irse con la hermana de su padre y que esto supondría alterar el día a día de los menores, ya que viven en el lugar donde fueron criados desde que nacieron.

Por otro lado, los técnicos de Bienestar Social han argumentado que los dos hermanos no pueden seguir separados todo y la predisposición de las familias de acogida, por ello creen que la mejor opción es que se vayan a vivir con su tía paterna. Desde La Puebla de Almoradiel piden a Asuntos Sociales que examinen el caso de nuevo y escuchen la versión de los niños, ya que no pueden obligarlos a vivir con su tía a quien, «prácticamente no conocen».


Comentarios

envía el comentario