ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Le arrancan un pedazo de oreja a un joven, en una pelea en Sevilla

La discusión entre jóvenes continuó dentro del Hospital Virgen Macarena, donde posteriormente fueron atendidos por sus heridas
El Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, donde acudió la mujer embarazada | Cedida
 

La Policía Nacional detuvo a dos jóvenes por el delito de lesiones, uno por haber quitado un trozo de oreja al otro, y el segundo por haber lesionado a una chica, la novia del primero.

Los hechos ocurrieron en el barrio Polígono Norte de la ciudad de Sevilla, al finalizar la tarde del martes 18 de septiembre, tras los golpes con un palo que recibió la joven y por el que han tenido que tomarle siete puntos de sutura en la cabeza.

Aunque parecía que la discusión entre los varones había terminado en el polígono, no fue así y siguieron discutiendo cuando se volvieron a ver en el hospital, siendo las 23.00 horas, según informó la Policía Nacional.

Cómo ocurrieron las agresiones en el polígono de Sevilla

Todo se habría iniciado con una pelea entre varias personas, en la calle Herman Pablo, del barrio Polígono Norte, en Sevilla, en horas de la tarde del martes. En esta revuelta un joven hirió a una chica con un paño, golpeándole fuertemente la cabeza.

Esto no le gustó nada al novio de la chica, quien para defenderla y alejarla de su agresor se lanzó sobre él y le pegó un gran mordisco en la oreja, arrancándole un trozo del lóbulo y dejándolo sangrado.

La pelea se habría disuelto pronto y los jóvenes heridos fueron llevados luego al Hospital Virgen Macarena, en la capital andaluza. Allí le tomaron puntos de sutura a la joven y al herido en la oreja, quien al encontrarse con su agresor volvieron a pelearse, teniendo que ser controlados por la vigilancia privada del centro asistencial.

Le mordió un dedo a otra mujer

Hace más de un mes, una joven de 25 años fue detenida por la Policía Nacional en Lugo por un caso similar, tras haber mordido a otra mujer y arrancarle una parte del dedo índice derecho.

El servicio de emergencias en Galicia atendió el 31 de julio en la tarde la llamada que alertaba de una fuerte pelea entre las dos mujeres, en plena calle y tras haber bebido desde muy temprano en un bar.

Al llegar la policía al lugar de los hechos, comprobaron que a una de las mujeres le faltaba un trozo de dedo, consecuencia de un mordisco y procedieron a buscarlo, con la intención de que luego fuera implantado, sin embargo los técnicos sanitarios advirtieron que sería una operación muy riesgosa por una posible infección.