ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ÚLTIMA HORA

El Ibex 35 expulsa a Supermercados DIA tras un lunes negro en bolsa

Patricia Aguilar cuenta el infierno que vivió en la selva peruana

Luego del martirio que vivió en una secta, la joven retornó a su hogar, junto a su familia en Alicante
Patricia Aguilar junto a su padre, tras su regreso de Perú, donde estuvo engañada en una secta. | Twitter @sospatriciasos
 

Tras casi dos meses de haber vuelto a su casa, con sus padres y su bebé, Patricia Aguilar ha hablado con la prensa para dar su testimonio de lo que vivió mientras estuvo en una secta, en Perú.

La joven de 19 años le ha contado a ‘El Periódico’ lo que sufrió mientras estuvo sometida a los engaños y agresiones de Félix Steven Manrique, conocido como el ‘Príncipe de Gurdjieff’, quien fue detenido por las autoridades el país sudamericano.

Ahora, tras casi dos años de estar lejos de su familia, disfruta en Elche de sus atenciones, su cariño y sobre todo el apoyo para superar este mal momento y retomar sus estudios pensando siempre en la fuerza y esperanza que le da brindarle lo  mejor a su hijo que tuvo en cautiverio.

Las declaraciones de Patricia Aguilar sobre su manipulación

«Se aprovechó de mi edad, de que yo buscaba respuestas y cariño, y me engañó, me robó mi adolescencia y mi vida. Ahora soy consciente de que nos estaba matando», fueron sus primeras palabras a ‘El Periódico’ sobre su capto.

Serena, repuesta del golpe físico y mental que dejó su paso por dicha secta, reconoce ahora que estuvo engañada todo ese tiempo en el que creía que había tomado la mejor decisión partiendo a tierras incas.

Desmintió las palabras que pronunciaba en las imágenes que llegaron a sus familiares: «Los vídeos que grabé hace un año en Perú diciendo que yo estaba allí por mi propia voluntad, no eran tal. La manipulación era enorme: no era yo, es decir, hablaba yo pero el mensaje era de él. Yo hablaba por él».

Patricia Aguilar junto a su bebé, en la selva peruana. | València Diari
 

Vivió los peores días de su vida

Patricia añadió que se vio desesperada y con depresión al ver la pesadilla que vivía en «la chacra» y que el poder de convencimiento de Manrique fue tal que llegó a creerse que no podía contarle a nadie su dolor porque no habría nadie fuera que pudiera ayudarle.

«Incluso hubo un día en el que me dijo que mi familia reaccionaría en contra de mi bebé y le harían daño» dijo sobre el engaño de Manrique, cuyo propósito como líder de la secta era «repoblar la tierra por el apocalipsis que estaba a punto de producirse».

«Ha habido malos tratos, amenazas, abusos y violaciones. Me cuesta mucho hablar de ello, pero entiendo que dar a conocer públicamente parte de mi historia y la de las otras víctimas de Steven, y aportar los detalles en el juzgado, es la única forma de intentar que esto no vuelva a ocurrir» aseguró.

Alertó a las jóvenes para no caer en estas trampas

Patricia se animó a revelar su testimonio para evitar que más chicas, como ella, caigan en las trampas de personas como su raptor, quien, según ella, si vuelve a quedar en libertad va a volver a dedicarse a lo mismo «porque es lo único que sabe hacer».

«Si pudo llegar a una habitación de una chica que vive en España, como yo, estando a miles de kilómetros, y arrancarme de mi familia, puede hacerlo con cualquiera. Por eso es importante que siga en prisión», advirtió la joven que volvió a su casa convertida en madre.

Y volvió a pedir a las autoridades peruanas que eviten que Steven salga pronto de prisión, porque es una persona inteligente, peligrosa y violenta «cuando estás con él sólo hay dos opciones: obedecerle en todo o atenerte a las consecuencias».