Ourense: Encuentran cachorros y bóvidos descuartizados en bolsas en Allariz

Los servicios de Protección Civil de Allariz, en Ourense, han encontrado tres bolsas de basura que contenían numerosos restos de animales tras el que sería el primer caso de maltrato animal del 2020
Los servicios de Protección Civil de Allariz encontraron tres bolsas en Allariz | AVPC Proteccion Civil Allariz

Un terrible hallazgo se produjo esta mañana del martes en una zona entre Santa Mariña y Outeiro de Laxe, en el municipio orensano de Allariz. Los servicios de Protección Civil de Allariz encontraron tres bolsas que contenían restos de vísceras de matanza, crías de animal bovino y cachorros descuartizados.

Nada más tener el conocimiento del primer caso de maltrato animal del 2020, la asociación de Libera, en defensa de los animales, han pedido que se habrá una investigación sobre estos hechos. En un comunicado a los medios, han denunciado el terrible ensañamiento que ha existido hacia estos animales.

Desde este colectivo recuerdan que el Código Penal contempla penas de hasta 18 meses de prisión y la inhabilitación para la tenencia, comercio o profesión relacionada con animales por un período máximo de tres años si existe un maltrato con resultado de muerte. 

 

Un maltrato in crescendo

Este nuevo caso de maltrato animal se suma a la de tantos otros actos que se han registrado en Galicia en los últimos meses. En este sentido, Liberia ha alertado de una peligrosa deriva de crueldad que se estaría instalando en Galicia y que han atribuido en parte a la impunidad que tienen los responsables.

Casos como este nos recuerdan los hechos que sucedieron hace poco con el caso de Alma, la perra que fue tiroteada y apaleada en Chantada, o el perro que fue localizado atado y muerto en Ribeira. También el caso del establo con caballos muertos de hambre o el perro al que mutilaron brutalmente una pata.

Ante este número de casos, este colectivo ha llamado a las administraciones competentes a desarrollar campañas de sensibilización continuadas, en especial, dirigidas a la población escolar, y que esto se complemente con una profunda revisión de la Ley de Bienestar Animal de 2017 al objeto de incorporar nuevas sanciones en los casos en que exista profunda crueldad.