ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una mujer despierta tras 27 años en coma por un accidente de tráfico

Munira Abdulla chocó con su coche en 1991, cuando tenía 32 años e iba a llevar a su hijo al colegio
Munira Abdulla ha despertado del coma 27 años después | The National

 

Si hay algún calificativo para definir la historia de Munira Abdulla es como de un auténtico milagro. Esta mujer de Emiratos Árabes Unidos sufrió un grave accidente de tráfico en 1991 cuando llevaba a su hijo al colegio y tenía 32 años. Las graves lesiones le provocaron que entrará en coma. Ahora, 27 años ha despertado en una noticia que ha dado la vuelta al mundo. 

Ella se encontraba en la parte trasera junto al entonces menor, Omar Webair. El conductor era su cuñado, que como Omar, no resultó herido mientra ella sufría severas lesiones cerebrales. 

Abrazó a su hijo para protegerlo

En el diario emiratí 'The National', el hijo confesaba que su madre estaba sentado junto a él en el momento del accidente y que «cuando vio que nos chocábamos me abrazó para protegerme. 

Los primeros días tras el accidente, Munira los pasó en un hospital del país árabe, antes de ser trasladada a un centro hospitalario de Londres. Allí, los médicos pudieron comprobar que, pese a su estado vegetativo, aún sentía el dolor. Finalmente, estos últimos años ha estado ingresada en un hospital de Al Ain, una ciudad del país del Golfo.  

Evoluciona favorablemente tras un despertar realmente sorprendente

Omar Webair explicaba al medio de comunicación de su país la manera tan increíble como se produjo el despertar de su madre. Según parece, estaba manteniendo una discusión en la habitación por un malentendido cuando, su madre, empezó a emitir sonidos pensando que estaba en peligro. Los médicos no vieron nada raro, pero al cabo de tres días, el se despertó escuchando mientras gritaba su nombre: «Durante años había soñado con este momento, y mi nombre fue la primera palabra que dijo».

Munira Abdulla ha empezado la rehabilitación para volver a ser la que era antes del accidente y ya mantiene sus primeras conversaciones. Ante la excepcionalidad de su caso, su hijo quiso compartir su historia para  «para decirle a la gente que no pierda la esperanza si en algún momento sus seres queridos pasan por esto, que no crean que están muertos»