Hallan la cabeza de una mujer decapitada en el horno de su vivienda en París, Francia

La policía fue advertida por la propia mujer de las amenazas que su hijo le propinaba, el cual sufre esquizofrenia diagnosticada
La policía francesa enfoca como sospechoso al hijo menor de la mujer asesinada | España Diario

 

Se ha realizado un hallazgo realmente macabro en la ciudad de París: una mujer ha sido decapitada y su cabeza ha sido encontrada en el interior del horno, en la cocina de su casa con varios cuchillos alrededor.

La víctima es una mujer de 60 años. Según informaciones de la policía francesa, el principal sospechoso sería el hijo menor de la propia mujer. De hecho, la propia mujer ya habría advertido a la policía en anteriores ocasiones de las amenazas que éste le habría propinado. Además, se conoce que dicho hijo sufre esquizofrenia diagnosticada.

La Fiscalía de París ya ha abierto una investigación para resolver el espeluznante asesinato que ha terminado con la vida de la mujer.

El asesino de la mujer degollada en Alicante quiso hacer creer que se había suicidado

Octava mujer asesinada en España, víctima de violencia de género, y primera en la Comunidad Valenciana en lo que llevamos de 2019. Sheila fue degollada por su pareja el pasado sábado 9 de febrero en la partida de La Ceba, perteneciente al municipio de Planes, Alicante.

La joven de 29 años nació en Alcoy, donde estudió en la Escuela de Arte y Superior de Diseño, peluquera, modelo y actriz, trabajó incluso en el mundo del cine y en el de la publicidad. Estuvo viviendo en Calafell, Tarragona, y trabajó para una agencia de modelos publicitarios en Barcelona.

 

Sheila, la joven asesinada y decapitada en Alicante | Facebook

 

Madre de cinco hijos, él último un bebé de tres meses que tuvo con su última pareja y asesino. Se habían mudado hacía relativamente poco, un año, a la casa de campo situada en  La Ceba, a cinco kilómetros  de Planes. En el municipio no eran conocidos, ni en los cercanos, por los vecinos y el alcalde ha explicado que realmente hacían «muy poca vida» en el pueblo.

Su pareja y padre de su último hijo es Jorge, de 34 años y también natural de Alcoy. Sheila y él se mudaron a esta casa de campo poco después de empezar a salir y el día del suceso mintió a la policía.

Sin embargo, según comparte ‘El Españollas características de las heridas finalmente desvelaron que solo podía habérselas infringido otra persona. Junto a los varios traumatismos en la cabeza que fueron encontrados durante la autopsia, la Guardia Civil enfocó toda su atención en JorgeSu declaración era falsa. Por lo tanto, Sheila no se había suicidado, había sido víctima de violencia de género por parte de su pareja quien fue detenido y ya está en la cárcel.