ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Aparece el cadáver de una joven que subió a un coche pensando que era su Uber en Estados Unidos

La investigación de los agentes les llevaron al culpable
Imagen de Samantha Josephson, asesinada por un desconocido en Estados Unidos | Twitter

 

Unos cazadores han encontrado el cuerpo sin vida de Samantha Josephson, una joven de 21 años que el pasado jueves salía a tomar algo con sus amigos y a las 02.00 de la mañana solicitaba un Uber para regresar a su domicilio. Desgraciadamente Samantha se equivocó de coche y el conductor, en lugar de advertirla, dejó que se subiera y acabó asesinándola.

La noche del pasado jueves, 28 de marzo, una joven estadounidense salió a tomar algo con sus amigos en Columbia (Estados Unidos). Tras dar por finalizada la velada, Samantha solicitó un Uber para regresar a casa. Tras no saber nada de ella, sus amigos denunciaron su desaparición a la mañana siguiente.

El cadáver de Samantha era hallado catorce horas después de su desaparición por unos cazadores a unos 150 kilómetros de la ciudad de Columbia, localidad por la que había salido a tomar algo la joven.

La investigación de los agentes

Los investgadores intentaron recuperar la última imagen de Samantha con vida, intentado descubrir alguna pista de los hechos a partir de los detalles de las imágenes. Lograron las grabaciones de las cámaras de seguridad del local al que acudió antes de subirse al coche equivocado.

Estas imágenes proporcionaron a los agentes la matrícula del coche al que subió Samantha, además del modelo. Tras iniciar una investigación paralela para dar con el propietario del vehículo en cuestión, los agentes pudieron localizarlo.

Se realizó una inspección minuciosa al vehículo, pues sabían que era el último lugar conocido en el que estuvo Samantha todavía con vida, pues eso mostraban las grabaciones del local.

Fue este pasado sábado cuando se realizó la inspección al coche y en su interior los agentes descubrieron restos de sangre tanto en el asiento del copiloto como en el maletero.

Con estas pruebas, el conductor y propietario del vehículo, Nathaniel D.Rowland, de veinticuatro años, ha sido detenido y se encuentra en la cárcel de Columbia.