Jessica, la novia embarazada que falleció instantes antes de llegar al altar, en Brasil

Según los doctores, ha fallecido por una preeclampsia
Jessica, instantes antes del terrible suceso | Facebook

 

La novia, Jessica Guedes, enfermera de 30 años, se encontraba a escasos metros del altar cuando, de camino en la limusina, empezó a notar unos dolores de cabeza terribles. Instantes después, Jessica sufría un derrame cerebral y, cuando los médicos trataron de estabilizarla en el hospital, acabó falleciendo. Poco antes, los médicos le habían practicado una cesárea para extraer el bebé que esperaba, que se encuentra en una incubadora.

Ha ocurrido en Sao Paulo, Brasil. En los momentos previos al derrame, los familiares creían que Jessica tenía nervios por la celebración del enlace con Flavio Gonçalvez, bombero de profesión. Cuando los familiares de Jessica vieron que había desfallecido, una prima de la novia entró rápidamente a la iglesia y le dijo a Flavio que su mujer se había desmayado en la limusina.

Intentaron reanimarla

Automaticamete, el novio se acercó a la limusina y consiguió reanimar a Jessica, que le dijo que se encuentra bien pero que tenía unos dolores enormes en la nuca.

«La saqué de la limusina, comencé los primeros auxilios y pedí ayuda a mis amigos bomberos que estaban allí como invitados», ha declarado Flavio en el medio ’Daily Mail’.

Tras esto, Jessica fue trasladada a un hospital. Los médicos trataron de reanimar a la víctima, sin resultado. Le practiocaron la cesárea para extraer al pequeño que esperaba de su marido. Sophia, el nombre de la recién nacida, pesó poco menos de 1 kilo y se encuentra en la incubadora. Lamentablemente, poco después fallecía Jessica en el mismo hospital. Según los médicos, la joven enfermera falleció a causa de una preeclampsia.