ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

MINUTO A MINUTO

Priorizan la construcción de un túnel vertical para rescatar a Julen

RESCATE JULEN

El mal tiempo podría complicar el rescate | Se esperan lluvias a partir del sábado

Muere un niño aplastado por un árbol en una intensa nevada en Alemania

El pequeño de 7 años quedó atrapado debajo el árbol cuando este cedió al peso de la nieve. Por otro lado, una avalancha hirió a tres personas el jueves en un restaurante de Suiza
Los grosores alcanzan los 3 metros en puntos de Austria y Suiza | Twitter

 

En España padecemos mucho frío esta mañana de viernes, con temperaturas matinales por debajo los 0º en muchas ciudades, y en los Alpes siguen enterrados bajo las nevadas.

Este jueves pasado, un niño de siete años murió en Aying, junto a Múnich, al caerle encima un árbol que cedió al peso de la nieve. Con este triste accidente, ya son casi una decena las víctimas mortales a causa del temporal persistente de nieve, que empezó a mediados de la semana pasada.

La circulación rodada ha quedado prácticamente cortada en algunas zonas de Baviera, lo mismo que el tráfico ferroviario regional, mientras que se han organizado servicios de emergencia para garantizar los suministros necesarios a la población afectada.

La alerta máxima por aludes en Baviera y otras partes del sur de Alemania por las intensas nevadas se ha extendido en los últimos días a la parte oeste de Austria, en todo el sur de Alemania y por el norte de Suiza, donde algunas escuelas optaron por no abrir tras las vacaciones navideñas.

Efectivos del Ejército alemán participan en las operaciones de suministros de alimentos en las poblaciones de la montaña que han quedado aisladas por la nieve y donde no están circulando desde hace ya unos días ni autobuses de línea ni ferrocarriles.

 

Una avalancha entierra parte de un hotel en Suiza

También debemos lamentar de un accidente que pudiera haber sido más trágico de lo que finalmente fue. La policía cantonal de Appenzel evacuó esta noche de jueves a 75 personas de la estación de esquí de Schwägalp, en el noreste de Suiza, después de que una avalancha enterrara parte del lugar. No se han denunciado desapariciones, pero continuará la búsqueda de posibles víctimas cuando la meteorología lo permita.

 

Durante la tarde del jueves cayó una fuerte nevada sobre la estación de Appenzell, situada en el macizo de Säntis. Se produjo luego una avalancha de 300 metros que enterró a varios vehículos e incluso penetró en el restaurante del Hotel Säntis. Tres personas resultaron heridas y fueron conducidas al hospital. Un huésped del hotel indicó al periódico ‘Tagblatt’ que cuando vio la nieve arremolinándose por todas partes pensó que caía del tejado.