ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Muere un Guardia Civil en una carretera de Teruel

El sargento de 52 años se habría salido de la vía, cerca de la Central Térmica de Andorra, al sur de la comunidad aragonesa
La Guardia Civil está de luto tras la noticia del fallecimiento de un agente de tráfico en la provincia de Teruel. | Twitter
 

Un agente de la Guardia Civil ha fallecido este jueves en la tarde, en un accidente de tráfico, mientras se dirigía a un dispositivo de seguridad en torno al Gran Premio de Aragón de Motociclismo, que será este fin de semana en Alcañiz, Teruel.

El accidente tuvo lugar en la carretera A-1415, en el kilómetro 8.700, a pocos metros de la Central Térmica de Andorra, Teruel, según ha informado la Benemérita a la prensa. El suceso que ha ocurrido a las 17.00 horas.

El sargento Rafael G.B. iba a unirse a sus compañeros para continuar con los preparativos del dispositivo de seguridad vial por el evento del fin de semana en el Circuito de Motorland, al sur de la comunidad de Aragón.

El agente de la Guardia Civil que perdió la vida en el accidente

Según ha informado la prensa local, en Teruel, el agente que falleció en el accidente sería el sargento Rafael G.B. El hombre de 52 años pertenecía a la Plana Mayor del Subsector de Tráfico de Teruel.

El fatal accidente sucedió mientras se dirigía al Circuito de Motorland, en Alcañiz, en su motocicleta oficial y se habría salido de la vía chocando contra una señal de tráfico, a la altura de la Central Térmica de Andorra.

Aunque llevaba varios años viviendo en Teruel, el agente de la Guardia Civil que murió en el accidente de tráfico era natural de Cuenca. Su fallecimiento ha sido recibido con mucha tristeza no solo por su esposa y sus hijos, también por sus compañeros, quienes lo recuerdan como un gran profesional al servicio de la seguridad del Estado y por ser una buena persona.

 

 

Otro accidente de un Guardia Civil, en Toledo

Hace una semana, otro vehículo de la Guardia Civil se vio involucrado en un accidente de tráfico en la zona urbana del municipio de Carranque, en la provincia de Toledo.

Una patrulla de la Benemérita se estrelló contra una barandilla, dejando herido a uno de los tres agentes que iban dentro. Según se conoció, el vehículo tenía más de 20 años de antigüedad y la barra de la dirección se habría partido, haciendo que el conductor perdiera el control.

Este hecho puso en evidencia el malestar de muchos agentes ante las características de los vehículos en los que tienen que movilizarse para cumplir con sus labores de protección y asistencia a la comunidad. La AUGC, Asociación Unificada de Guardias Civiles aprovechó para denunciar ante la prensa las muchas veces que deben llevar los coches y motos al taller, y las otras que han causado accidentes.