Muere un bebé de seis meses que participaba en un tratamiento farmacéutico experimental de Novartis

El pequeño se estaba medicando por una atrofia muscular espinal y habría fallecido por una infección respiratoria
El pequeño sufría una atrofia musculat espinal | BitPadres.com

Un bebé de 6 meses ha perdido la vida mientras por culpa de un tratamiento experimental de la farmacéutica Novartis. Se encontraba en la última etapa del ensayo de la terapia Zolgensma y, según apunta la propia empresa y el investigador, su muerte estaria relacionada con el fármaco. 

El pequeño sufría una grave enfermedad neuromuscular conocida como atrofia muscular espinal. Esta afecta neuronas motoras de la médula espinal, que hace que el impulso nervioso no transmita correctamente a los músculos y que se atrofien. Así, a falta que se produzca la autopsia definitiva, habría fallecido por una insuficiencia respiratoria grave que acabó causándole complicaciones neurológicas. 

Otra persona murió hace pocos días por un tratamiento de Novartis

La compañia Suiza iba a comercializar a lo largo del 2019 el Zolgensma, tanto en Estados Unidos como en Europa. Este trágico suceso, pero, ha paralizado la introducción en el mercado de un medicamento que era esperado por muchas familias con niños con esta enfermedad genética. 

Novartis sufrió un primer incidente similar hace muy pocos días. El 16 de abril otra persona murió por una insuficiencia respiratoria mientras era sometida a un estudio de terapia genética. En esta ocasión, tanto el investigaron com una junta de seguridad independiente desvicularon el fallecimiento del tratamiento. La empresa quisó respaldar la eficaia de esta terapia. 

Advierten sobre una cuna de Fisher-Price en la que han muerto 10 bebés desde 2015

El cuidado de los niños es fundamental. Muchas son las marcas que se dedican al ámbito comercial de la puericultura o que sacan productos relacionados con el mundo de los niños a pesar de no estar especializada totalmente. Fisher-Price en 2015 sacó una cuna a la venta en la que ya han muerto diez niños.

Lo ha comunicado la CPSC (Agencia de Protección a la Salud del Consumidor estadounidense). Lo ha hecho con el objetivo de que los padres que posean el artículo extremen las precauciones en su uso. Se trata del modelo Rock’n Play de Fisher-Price.

En la mayoría de los casos el fallecimiento de los menores ha resultado de la caída de éstos al suelo al rodar boca abajo o de costado, en los momentos en los que permanecían acostados en la cuna.