El infierno de unos padres en Málaga: Agredidos por su propio hijo

El menor agredió a su madre para «darle una lección»

Agentes de la Policía Local de Málaga
Los agentes detuvieron al menor por violencia doméstica | EFE

Unos padres de Málaga vivían aterrorizados por la creciente agresividad de su hijo de 15 años. El menor les había agredido en alguna ocasión, motivo por el cual instalaron un pestillo en el dormitorio de matrimonio. La desesperada medida de seguridad no resultó suficiente, y es que el menor echó la puerta abajo y amenazó a su madre con unas tijeras con el objetivo de que esta le comprara videojuegos.

Los hechos ocurrieron hace semanas en un domicilio del Puerto de la Torre, en Málaga. Tras una llamada al 112 de Andalucía, poco antes de las 22.40 horas, los servicios de emergencia alertaron a la Policía Local de Málaga de que un joven estaba golpeando la puerta de la habitación de sus padres con unas tijeras.

Agrede a su madre para «darle una lección»

Cuando los agentes se personaron en la vivienda fueron recibidos por la madre. El menor, quien según ‘Diario Sur’ está recibiendo tratamiento psiquiátrico, también se encontraba en el domicilio. Tras echar abajo la puerta del dormitorio, el joven se había dirigido a su madre y le había dado unos puñetazos en el torso. Acto seguido, la amenazó con unas tijeras para que le diera su tarjeta de crédito, con el objetivo de comprar videojuegos.

Fue el propio menor el que contó lo sucedido a los agentes y añadió que lo había hecho para «darle una lección» a sus padres. También confesó que estaba recibiendo tratamiento médico pero que no se tomaba las pastillas porque le dejaban «atontado» y quería «estar alerta». Fue entonces cuando los padres contaron a los agentes que no era la primera vez que se producía un incidente de esas características. 

Tras la confesión, la Policía Local procedió a la detención del menor y lo trasladó a dependencias policiales, hasta que fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores.


Comentarios
Matías Barrado Cadenas
Es una lástima la crianza de los niños de hoy, como no se les puede tocar ni darles un pequeño correctivo, ellos lo saben y abusan de sus mayores.

envía el comentario